El castillo Vogelod

Cine de terror, ciencia ficción, fantasía y literatura fantástica

Unter der Laterne (1928)

Else (Lissy Arna) es una joven con un estricto padre (Gerhard Dammann). Cuando le pide permiso para salir con su novio Hans (Mathias Wieman), su padre se lo prohíbe. Ella sale de todas formas, pero cuando vuelve su padre no la deja pasar y le hace pasar la noche en la calle. La joven acude al apartamento de su novio, que vive con su amigo Max (Paul Heidemann) y se queda a vivir allí. Intentan ganar dinero y hacen una función en un local nocturno. El agente de cabaret Gustave Nevin (Hubert von Meyerinck) corteja a Else.

Unter der Laterne

La policía busca a la chica y tiene que huir de casa de su novio y acude a Nevin que la invita a comer. Cuando Nevin intenta violarla aparece Hans que cree que ella lo engaña. Entonces la joven se queda a vivir con Nevin. Pero Nevin se suicida y la joven queda en la calle, lo que la hace presa de un proxeneta (Max Maximilian), que la convierte en prostituta.

Desde Alemania dirige Gerhard Lamprecht con un excelente sentido del ritmo y sensibilidad. Es una de sus obras maestras, una obra de las llamadas películas de la calle, los bajos fondos retratados con dureza y sobre todo sinceridad, sin ahorrar en miserias y dramatismos. La interpretación de Lissy Arna es excelente, actriz alemana que tuvo su popularidad pero que al llegar el sonoro no pudo salvar el obstáculo del sonido y desapareció de la pantalla; Mathias Wieman, adicto al opio loco por Antinea (una pérfida Brigitte Helm) en 'La Atlántida' (1932) de Georg Wilhelm Pabst, es el joven marcado por el error que comete en su relación con Else. Actor de expresión hosca, gran conocedor de su oficio, hace un gran trabajo.

Dificil papel tuvo también Max Maximilian, quien ya trabajó con Lamprecht en otras dos obras de carácter social como fueron Los desheredados (1925) y Menschen untereinander (1926) y que aquí hace uno de los grandes papeles de su carrera, el del ruin proxeneta al que personifica sin ninguna clase de pudor ni sensiblería. Implacable, es otro gran trabajo que nos muestra esta obra maestra. El resto del reparto cumple sobradamente, ya sea Hubert von Meyerinck como un trágico hombre del espectáculo, ya sea Paul Heidemann como el camarada fiel y amigo, o bien los secundarios que llenan las calles, ladrones, mendigos y prostitutas que completan el retablo de una vida miserable en los bajos fondos del Berlín de los años veinte.

La traducción del título al castellano vendría a ser "Bajo el farol", el sitio donde antes era habitual ver a las prostitutas. Es un drama con los personajes marcados por la tragedia y es fácil ponerse grandilocuente y entusiasta con este título, pero está justificado. Gracias a Filmmuseum por editarla, de manera magnífica, y que es la versión que se ha visto. Duración aproximada: 131 minutos.


DVD


Filmmuseum. Formato: 1,33:1. Sonido: Dolby 2.0. Textos en alemán con opción de subtítulos en inglés y en francés. Incluye libreto con imágenes, escrito en alemán, inglés y francés.

Dos discos con dos películas de Gerhard Lamprecht: Menschen untereinander (1926) y 'Unter der Laterne' (1928).

La restauración a 2K de 'Unter der Laterne' es magnífica, apenas hay rayas visibles, suciedades o impurezas en las imágenes. En cuanto a la música hay dos versiones, una de piano de Donald Sosin y otra de ensemble mosaik tocada en un festival.

Menú

Menú

En cuanto a la de piano de Donald Sosin, en ella se intercalan a veces música orquestal o música de gramófono, que junto a la restauración de la película convierten el visionado de la película en una redonda y gratificante experiencia fílmica y sonora. Una música magnífica, con los ingeniosos interludios sonoros que se le unen apoyando las escenas.

En cuanto a la de ensemble mosaik, es más armónica que la que acompaña a Menschen untereinander, pero tiende a ser dificil, cansada, y aburrida de seguir. Muchas veces tocan un jazz fusión de sonoridad vulgar bastante mediocre, lo demás son los habituales ruidos y efectos sonoros que suele hacer este grupo. También intercala de forma cantada el famoso tema que se repite una y otra vez, y que sirve de subtítulo a la película, además de nexo entre Else y Hans, el "beber, beber, camarada beber..." El cine mudo ha demostrado ser un buen candidato para las experimentaciones sonoras y la vanguardia musical, pero este campo musical tiene un público muy limitado y por tanto no siempre es del gusto de todos. Filmmuseum, con gran inteligencia, al incorporar dos tipos de músicas, la más clásica y la vanguardista, evita el problema mayor de sólo incluir la que, en su caso, guste menos. Un dvd absolutamente recomendable, como todos los de Filmmuseum, pero este en concreto, técnicamente con el trabajo que han hecho con esta gran película, 'Unter der Laterne', sobresaliente, es mucho más recomendable aun.

Imágenes

Unter der Laterne Unter der Laterne Unter der Laterne Unter der Laterne


© Copyright 2001-2017 El castillo Vogelod - Pagina personal realizada sin ánimo de lucro - Todos los derechos reservados.