El castillo Vogelod

Cine de terror, ciencia ficción, fantasía y literatura fantástica

The Magician (1926)

Margaret (Alice Terry) es una escultora que sufre un accidente de trabajo, es operada por el doctor Arthur Burdon (Iván Petrovich) y se enamoran. Pero también enamora a un perverso mago llamado Oliver Haddo (Paul Wegener) que intenta crear vida gracias a un conjuro alquímico. Para ello es necesario la sangre de una virgen. Entonces gracias a la hipnosis mantiene bajo su control a la joven, que no puede evitar el fuerte poder que Haddo tiene sobre ella.

The Magician

De MGM, adaptación de la novela de W. Somerset Maugham, dirigida por Rex Ingram. Ambientada en París y Montecarlo es una buena película de fantasía y ciencia ficción, con el toque truculento de mano del actor alemán Paul Wegener, en su única película en Hollywood, que da vida al siniestro mago e hipnotista Oliver Haddo. Se sabe que James Whale imitó algunas ideas de esta película para hacer 'El doctor Frankenstein' (1931), como fueron, al menos, la torre del mago y el ayudante jorobado, y pienso que una escena adornada con ramos de flores se parece demasiado a las escenas del día de la boda de Frankenstein y Elizabeth, como también que estos dos sean tan parecidos físicamente a Alice Terry e Iván Petrovich, de tales semejanzas físicas y estéticas que me parece improbable que fuese casualidad, visto las influencias escénicas tan fuertes de esta película con 'El doctor Frankenstein' (1931).

The Magician The Magician

Esto no es motivo de reproche: James Whale consiguió darle a la torre una estética gótica que no tiene esta y supo darle una genialidad propia. La forma de crear vida también es diferente: Oliver Haddo recurre directamente a la magia alquímica mientras que el doctor Frankenstein a la ciencia eléctrica. La escena de la operación de Margaret por parte del doctor, la veremos también más de una vez en los clásicos de la Universal, compuesta por una escenografía similar de público de batas blancas asistiendo como espectadores a la operación, como en la misma 'Drácula' (1931) de Tod Browning, en la escena de la autopsia de Lucy.

The Magician

Y la obsesión de Haddo hacia Margaret no veo por qué no pudo ser de influencia en la obsesión que siente el doctor Richard Vollin (Bela Lugosi) hacia la joven que opera tras el accidente de coche, Jean Thatcher (Irene Ware), en 'El cuervo' (1935) de Lew Landers, en la cual, donde a pesar de que se prescinde de la figura de un mago, en cambio parece aunarse ambas figuras, mago hipnotista y doctor, en la personalidad demencial del doctor. Que como aquí, se enamora de la joven en la operación.

En 'Satanás' (1934) de Edgar G. Ulmer, es esta vez Boris Karloff como el arquitecto satánico Hjalmar Poelzig el que parece recibir la influencia del mago Oliver Haddo, que al igual que este mantiene a Margaret a su lado por el poder mental, Poelzig mantiene a su lado a Karen Werdegast (Lucille Lund) hija de un agónico Bela Lugosi que la busca y cree que ha muerto.

El final es el de 'La novia de Frankenstein' (1935), ni más ni menos, obviamente con las peculiaridades propias de cada película.

The Magician The Magician

En cambio 'The Magician' está bastante olvidada respecto a las mencionadas, algo más habitual de lo que parece en películas influyentes que quedan relegadas a un segundo plano, y creo que son algo indiscutible tales influencias. Pero está bien rodada, personalmente me encanta su sencillez y toques sobrenaturales, los actores están muy bien en sus papeles. Paul Wegener con ese rostro mongol acierta en el personaje maquiavélico y poco de fiar; Alice Terry está sensible como la escultora poseída y su enamorado Iván Petrovich en el papel de héroe galan logra transmitir fuerza a su personaje, actor que trabajó varias veces con Rex Ingram.

The Magician The Magician

Henry Wilson es el jorobado sirviente de Oliver Haddo, con un aspecto más terrenal y más campesino, en una palabra, menos fantasioso que el sirviente jorobado Fritz del doctor Frankenstein, pero cuando lo vemos antorcha en mano subiendo las escaleras de la torre es imposible no pensar en las semejanzas. La versión que se ha visto es la que muestra las fotos, con música orquestal. Para terminar, el mago de la novela de W. Somerset Maugham estaba inspirado en un mago real, Aleister Crowley, mago de escabrosa fama y muy mala reputación. Duración aproximada: 83 minutos.

The Magician


© Copyright 2001-2017 El castillo Vogelod - Pagina personal realizada sin ánimo de lucro - Todos los derechos reservados.