El castillo Vogelod

Cine de terror, ciencia ficción, fantasía y literatura fantástica

Reguero de sangre

"Si matas a alguien, no le haces mas que un favor"
George Ronald York en declaraciones a un periodista

Ronnie York (George Ronald York) y James Douglas Latham

George Ronald York, de dieciocho años y James Douglas Latham, de 19, eran dos soldados que fueron condenados a la pena de muerte en Kansas City por el asesinato de un obrero de ferrocariles de Kansas.

Pero a pesar de ser condenados por un solo asesinato, se les atribuian siete victimas, en una especie de juerga que se corrieron pasando de un estado a otro de los EEUU.

George Ronald York, conocido como Ronnie, rubio y de ojos azules, alto y flematico, nacio y se educo en Florida. Era hijo de un famoso buceador submarino. Su familia llevaba una vida confortable y Ronnie crecio siendo el niño mimado de la familia.

La vida de James Douglas Latham fue completamente diferente. Nacido en Texas, era el hijo menor de unos padres siempre peleandose y que terminaron por separarse. Los hijos tuvieron que apañarselas como pudieron. A los diecisiete años, Latham, buscando refugio, se alisto en el ejercito. Dos años despues fue declarado profugo por ausentarse sin licencia, y arrestado en las celdas de castigo de Fort Hood, Texas.

En la celda conocio a Ronnie York, que cumplia condena por lo mismo. Hicieron amistad y comprobaron que tenian la misma opinion sobre el mundo y sus habitantes: todos estarian mejor muertos.

Para Latham, el mundo estaba podrido. Segun confeso "No se le puede responder mas que con la maldad. Es la unica cosa que todo el mundo entiende: la maldad. Quemale la casa a un hombre, entonces comprendera. Envenenale el perro. Asesinalo". Y Ronnie afirmaba que Latham "tenia razon cien por cien. Si matas a alguien, no le haces mas que un favor".

Las primeras victimas fueron dos mujeres de Georgia, amas de casa, que volvian a sus hogares despues de haber pasado un dia de compras. Cuando York y Latham se fugaron de las celdas de castigo de Fort Hood, robaron una camioneta para dirigirse a Jacksonville, Florida, ciudad de Ronnie, para hacerle una visita a su familia, pero desistieron de la idea y decidieron diriguirse a Nueva Orleans.

La noche de 29 de mayo de 1961 pararon en una gasolinera a poner gasolina. A su lado, otro coche, ocupado por dos señoras, estaban repostando. Las señoras se habian perdido y le preguntaron a los dos jovenes que camino seguir. York les contesto que los siguieran y que las dejarian en la carretera buena.

Las dos señoras confiaron en los amables jovenes, y les siguieron en automovil. Pero la carretera a la que las llevaron, era estrecha, llena de curvas y sin camino de salida, pues se perdia en unas marismas. Las señoras en cambio no sospecharon nada y fueron siguiendo el vehiculo hasta que el coche que les precedia se paro. Los dos jovenes se bajaron del coche, y las señoras vieron que iban armados con una vara de ganado negra, que pertenecia al dueño de la camioneta robada.

Robaron a sus victimas y luego las golpearon con la vara hasta matarlas. Una vez llegaron a Nueva Orleans, se compraron una pistola y marcaron en la culata dos muescas. Las muescas aumentaron a medida que pasaron diez dias: asesinaron a un viajante de comercio en Tullahoma, Tennessee, para robarle su coche; en un suburbio de St. Louis, asesinaron a otros dos hombres; en Kansas, a un anciano de sesenta y dos años, Otto Ziegler, que se habia detenido en la carretera para ayudar a esos dos jovenes que parecia que tenian problema con su automovil. Deseando ayudarles, se encontro con que York, a una distancia de seis metros, le disparo en la cabeza, matandolo al instante. York exclamo a Latham "No esta mal la punteria ¿eh?".

La ultima victima fue una muchacha de dieciocho años que trabajaba de camarera en un motel de Colorado. Conocio a los dos jovenes y se presto a hacerles el amor. Los jovenes le dijeron que se fuera con ellos a California. La muchacha y su maleta de carton acabaron en una hondonada cerca de Craig, Colorado.

Gracias a las descripciones de testigos que vieron el coche de los dos asesinos aparcado en la cuneta donde Otto Ziegler se habia acercado a ayudarles, los dos fueron detenidos por un destacamento de Utah.

Luego fueron entrevistados en el cuartel general de la policia de Salt Lake City por una compañia de television local. Al preguntarle el locutor que por que lo habian hecho, York contesto "Nosotros odiamos al mundo entero". Al juicio fueron un engambre de jovencitas, atraidas por los bien parecidos que eran los dos asesinos. En los cinco Estados con derecho a procesar a York y Latham, existia pena de muerte, pero como el asesinato de Kansas tenia las pruebas mas contundentes, Kansas se llevo la victoria. Los jovenes serian condenados a la horca.

El 2 de noviembre de 1961 ingresaron en la "Hilera de las Celdas de la muerte" de la penitenciaria de Kansas. Alli tambien estaban otros famosos asesinos: Richard Eugene Hickock y Perry Smith, condenados por el asesinato de la familia Clutter, y el chico mas encantador de Wolcott, Lowell Lee Andrews, convicto por asesinar a su familia.

George Ronald York y James Douglas Latham fueron ahorcados el 22 de junio de 1965.

Bibliografia: 'A sangre fria', Truman Capote.


© Copyright 2001-2017 El castillo Vogelod - Pagina personal realizada sin ánimo de lucro - Todos los derechos reservados.