El castillo Vogelod

Cine de terror, ciencia ficción, fantasía y literatura fantástica

Mensajes subliminales en la musica

Segun la definición más extendida, mensaje subliminal es "aquella frase, conjuntos de palabras, o imágenes que penetran de manera directa en nuestro inconsciente, de lo cual el consciente no se da cuenta. Semejante mensaje escapa al oído, a los ojos, a los sentidos externos y penetra en el subconsciente profundo del oyente, el cual está completamente sin defensa contra esta forma de agresión". En otras palabras: un mensaje escondido de tal forma en un medio, que el que esta contemplando o escuchando ese medio, ni siquiera se da cuenta de él, pero que puede llegar a influirle en su conducta o decisiones.

Estos supuestos mensajes subliminales, son muy usados en publicidad, en epoca de elecciones... Pero claro está, nadie ha demostrado fehacientemente que esto sea así. Se puede decir que es una leyenda urbana, aunque algo de cierto puede haber. Si tienes curiosidad por estos mensajes televisivos, mira aqui.

Pero lo que aquí nos atañe, son esos mensajes subliminales que supuestamente (siempre supuestamente) incluyen los grupos de música en sus canciones. De entrada, decir que el que escribe esto no está de acuerdo con esta teoría. Se publica aquí porque es un tema conocido, o en una epoca pasada lo fue, llegando a ser casi normal hablar de este tema. Los ejemplos que se ponen son extraídos de articulos, de revistas que hablan del tema, que el que escribe este artículo ha ido guardando solo por curiosidad. Así que no me vengais diciendo "¿De donde carajo sacas eso de...?" como alguien me mandó una vez.

Pues bien. En concreto, esta teoría de los mensajes en la música, fue ideada allá en EEUU y en los países anglosajones, y aunque existía hace algún tiempo, se extendió por grupos religiosos que veían en la música (concretamente el rock) una especie de exaltación del Diablo, y cauce para sus mensajes malignos que podían pervertir a sus jóvenes puros e inocentes. ¿Se te ha ocurrido alguna vez que hay personas que escuchan la música oída al revés? Pues por increible que parezca, estas asociaciones religiosas lo hicieron.

Según ellos, al escuchar ciertas grabaciones, sonando al revés, de grupos que según ellos eran peligrosos para la "sana comunidad en la que ellos vivían", se escuchaban mensajes satánicos exaltando al demonio, y otros muchos más graves y peligrosos. Todo este tema estalló como una bomba, sobre todo allá en EEUU, y claro, hubo gente que se lo creyó, otros no le hicieron ni caso, y otros quisieron comprobar qué de verdad había en todo eso.

Un servidor, aburrido y medio en broma, acompañado de otros igual de aburridos, quiso probar esa teoría. Lo que escuchamos fue simplemente la música oída al revés. ¿Mensajes subliminales? Para nada. A menos que estuvieran en un formato de onda no susceptible de ser oída por el oído humano, pero sin embargo sí entrase en su subsconciente. Esta frase que tan bien me ha quedado no me la he inventado yo. Es otra de esa defensa de estos mensajes. Pero claro, hay un problema: entonces, los que los escuchan, no serían humanos, pues ¿como podrían oirlos?. Y estamos en que habría una invasión de Asociaciones religiosas de origen extraterrestre, pues todas oyen esos mensajes.

Comprenderás que es una broma. No son extraterrestres, sino muy humanos. Por eso inventan estas teorías.

Lo que sorprende es que hay un transfondo verdadero, y son las tendencias religiosas de algunos de estos autores musicales, algunas relacionadas con el culto a ese otro Dios. Se puede ver en cualquier enciclopedia de música rock. Como he querido apuntar también la historia relacionada con la música, sean de grupos musicales o no, primero algunos supuestos mensajes subliminales, y luego esas historias tan raras como verdaderas.

Un poco de mensajes:

En cierta canción de Pink Floyd se puede oir: "Congratulations. Acabas de descubrir el mensaje secreto del Diablo. Comunícate con el viejo".
En "Killers" de Queen: "Empieza a fumar Marihuana".
En "Hidden your shell" de Supertram: "¿Que ganarás haciendo tu vida más larga?".
En "Fire on High" de la ELO :"La música es irreversible, pero el tiempo no. Vuelve a Satán, vuelve."
En la conocida "Stairway to Heaven", de Led Zeppelin, considerada una de las mejores baladas de la historia de la música rock, escuchan: "Quiero ir al infierno... Canto a mi dulce Satán, todo el poder es de Satán, él nos dará el 666..."

También se supone que hay mensajes de estos en la cancion "Hotel California" de Eagles, y en la de otros grupos como Rush, The Rolling Stones, Styx...

Breves ejemplos que muestran cuanto de variada es la afición del demonio por la música: pop, rock, rock sinfónico... Lo curioso es que siempre son canciones cantadas en inglés. ¿El demonio no sabe español? Pues también. Por lo visto, se han descubierto estos mensajes en temas de poperas como las mismísimas Ketchups, y su "Aserejé". La fiebre es contagiosa, me temo.

Sobre la otra historia de la música, tan real como la vida misma:

El primer protagonista fue el asesino múltiple Charles Manson, creador de una comunidad mística "hippy" y neonazi. Para Manson, el "Album Blanco" de los Beatles cobró especial significado, sobre todo las canciones "Helter Skelter" y "Piggies", en las que creyó percibir mensajes ocultos. De acuerdo con las declaraciones del conocido psicópata, los Beatles eran cinco ángeles que quedaron reducidos a cuatro (de los que habla el Apocalipsis). Estaba convencido de que los negros asesinarían a todos los blancos, excepto a su secta, la cual gobernaría el mundo. Manson decía también que "Helter Skelter" contenía un mensaje codificado con instrucciones para que él realizase múltiples asesinatos, incluidos el de Sharon Tate y sus amigos, en su mansión de California. El autor de la canción, John Lennon, siempre dijo que la canción fue simplemente un ejercicio musical, cuyo resultado final no le gustó.

Siguiendo con los Beatles, es curiosa la leyenda negra y conocidísima la historia de que en cierta canción se escucha: "Paul ha muerto". Esta leyenda siempre ha estado ahí. Se decía que Paul McCartney murió, y fue suplantado por un doble.

Todo surgió debido a un accidente de motocicleta el 26 de Diciembre de 1965, en el que Paul simplemente salió herido, pero surgió el rumor de que había muerto, y de que se había buscado un doble para suplantarle, con el beneplácito de la banda y la discográfica. Nada fue ocultado, y se dejaron mensajes en ciertas canciones. Como apunte, un par de ellas, pero hay muchas más: un mensaje que se escucha poniendo la canción "Strawberry Fields Forever" oída al revés: "I buried Paul" (Yo enterré a Paul). En "All You Need is Love" se escucha al final de la canción: "Yes he's dead. We love you yeah, yeah, yeah." (Sí él está muerto. Nosotros te queremos sí sí sí). Además de las múltiples pistas que, según los fieles a estas teorías, dejaron los restantes miembros del grupo en la portada de los LPs, como en "Let it Be" donde el único fondo negro es el de la foto de Paul, o en "Abbey Road" donde se ve a Paul caminar con los ojos cerrados, con un paso distinto al de los demás, como queriendo dar a entender que él no es del grupo... pues es un doble.

Mark David Chapman, lector obsesivo de "El guardián del Centeno", de Salinger, creía ser Lennon y terminó con la vida del cantante en 1980. Tener un final como el de Lennon, era algo que el "Rolling Stone" Mick Jagger siempre había temido. En cierta ocasión, un escritor intentó publicar una novela en la que un cantante que guardaba grandes similitudes con Jagger, recibía un disparo de un fan loco durante una actuación. Mick emprendió una acción legal, para impedir la publicación del libro, y consiguió que un tribunal la prohibiera, por considerar que era una amenaza para la vida del cantante. Anteriormente, los Rolling Stones habían tenido problemas: durante un festival pop celebrado en Altamont (California), en 1969, varios jóvenes blancos pertenecientes a "Los Angeles del Infierno", famosa banda de motoristas, asesinaron a un negro mientras Jagger cantaba "Simpatía por el Diablo".

En Europa, el responsable de la compañia discografica Polydor en Francia, Michael Rank, comentó: "Nosotros pensabamos que estas cosas sólo ocurrían en EEUU", tras un lamentable suceso, que una de sus estrellas, la cantante Mylene Farmer, desencadenó involuntariamente. Un trabajador de correos frances disparó contra un recepcionista de la compañia, causandole la muerte, porque la cantante no había contestado a sus numerosas cartas de amor. Mylene, una de las cantantes de más exito en Francia durante la década de los 90, había realizado unas declaraciones- "La única libertad en este mundo es la locura"-, que se dijo pudo llegar a interpretarse de esa manera desafortunada.

Otro suceso escabroso y relacionado con la obsesión musical fue el de los asesinos de niños británicos Ian Brady y Myra Hindley, que grababan los gritos de sus víctimas, mientras escuchaban un tema de una cantante de los años 60 ya desaparecida, llamada Alga Cogan. Una novela que narraba los sanguinarios asesinatos de la pareja, apuntaba que Hindley deseaba llegar a ser Alga Cogan a traves de los asesinatos.

También es conocida la supuesta relación con el diablo de Led Zeppelin. Tras la muerte del hijo de Robert Plant, cantante del grupo, este acusó a su amigo y guitarrista Jimmy Page de su muerte, debido a las prácticas ocultistas que este realizaba.

Jimmy Page siempre ha sido una gran seguidor de esos temas, y su mayor ídolo era Aleister Crowell, para muchos, el más famoso practicante de magia negra del siglo XX. Page incluso compró la mansión donde vivió el ocultista Aleister Crowley, habitándola entre los descansos de las giras del grupo. Según una leyenda, esta mansión está maldita porque se construyó sobre las ruinas de una iglesia que ardió con los feligreses dentro, y a esto se añadió la leyenda de las prácticas ocultistas de Crowley. Y además, fué en esta mansión donde murió John Bonham, el batería del grupo. Segun la versión oficial, su muerte se debió a una borrachera salvaje, como acostumbraba a hacer el batería: se llevó todo el día bebiendo Vodka con Naranja.

Pero a pesar de todos estos datos, Page y los demás miembros del grupo siempre negaron que fueran satanistas. Pero siempre hay rumores, como el que dice que vendieron su alma al diablo, excepto Jones (el bajista del grupo), y por esto, es el unico que no ha sufrido las desgracias que sí le han sucedido a los restantes miembros. Sin palabras.

Uno de los sucesos más terribles que unen las canciones de rock con la muerte ocurrió en 1985. Fue el suicidio pactado entre dos jovenes de 18 y 20 años de Reno (Nevada) en EEUU, quienes se pegaron sendos tiros en la cabeza. Según sus padres, los jovenes fueron influidos por la canción "Better by you, butter than me" del grupo de heavy metal "Judas Priest" (Sacerdotes de Judas), que habla del suicidio. La letra decía: "He dejado el mundo detrás / estoy en paz / es mi vida / yo decido y nadie más". Según la acusación, la canción tenía mensajes ocultos como este:

"Murámonos", "Hazlo, Hazlo", "El suicidio es un acto de valor".

Durante el juicio los miembros del grupo no daban crédito a lo que les estaba pasando. "Jamás hemos puesto mensajes subliminales en un disco" decían los componentes de Judas Priest. En 1990, el jurado encargado del esclarecimiento del suceso exculpó al grupo: "Los artistas no son normalmente responsables de los efectos que causan sus canciones". Y dió la absolución.

Otro tanto le sucedió al gran Ozzy Osbourne, perseguido, difamado durante años por esa misma sociedad americana que ahora lo considera "un modelo de paternidad" para todo el país. En 1983, un joven seguidor canadiense de veinte años, James Jollimore, asesinó a una mujer de cuarenta y cuatro años y a sus dos hijos, porque según él, estaba influido por la canción "Bark at the Moon" de Ozzy Osbourne. Según palabras de Jollimore: "me sentía extraño cada vez que oía esa canción". Pero esto no acaba aquí. En 1984, un joven se suicidió de un disparo escuchando la canción de Ozzy "Suicide Solution". Según el "Instituto de Investigación Bio-acústica" (IBAR), este había encontrado un mensaje subliminal en la canción que animaba a coger un arma y disparar. Luego se oía una estridente carcajada. El supuesto mensaje decía esto:

"¿Por qué probar? ¿por qué probar? ¡Coje una pistola e inténtalo! ¡Dispara, dispara, dispara!"

E incluso habían descubierto tonos inusuales en la canción, ondas sonoras capaces de influenciar el estado mental de las personas. Para colmo de los colmos, intervino la organización religiosa "Truth About Rock" que se dedicaba a advertir de los peligros que llevaba el escuchar la música rock. Esta asociación relataba que había muchos mas ??!! que se habían suicidado escuchando la misma canción.

Así las cosas, es comprensible el estado en el que se presentó Ozzy Osbourne a los Tribunales. Llevando a cabo su propia defensa, dijo anonadado y sin entender lo que pasaba, que la canción símplemente estaba dedicada a Bon Scott, el primer cantante de AC/DC, que había fallecido debido a una borrachera (como se puede comprobar leyendo la canción, y las referencias al alcohol). El Tribunal desestimó el caso por falta de pruebas. Pero se interpusieron otras acusaciones, y el proceso se alargó hasta 1992, donde por fin, la Corte Suprema de los EEUU zanjó el asunto diciendo que "Ozzy Osbourne, como cualquier persona, estaba protegido por la libertad de expresión, y le es licito escribir lo que quisiera sin que pudiera ser acusado de que estas fomentaban el suicido u otras ideas". Salió absuelto sin cargos.

Estas historias no sólo afectan a grupos de música rock. Apartándonos de las creencias religiosas, Ice Cube, un cantante de rap norteamericano, y actor ocasional, realiza en sus composiciones una apología de la violación y asesinato de blancos. O en su disco "Certificado de muerte", donde incita a sus seguidores a incendiar los comercios que pertenecen a coreanos: "Si las cosas no van mejor, vamos a quemar sus tiendas".

Para concluir, según Andy Johns, el productor del cuarto LP de Led Zeppelin (donde estaba incluida la canción "Stairway to Heaven") referente a estos mensajes subliminales dijo que "no había escuchado semejante tontería desde que estaba en el mundo de la música". Otros músicos como Pink Floyd han hecho burla constante sobre la gente que cree en este tipo de cosas. Además la credibilidad de las asociaciones religiosas empezó a decaer cuando propagaron que la música de un famoso show televisivo "Mr. Ed", estaba plagado de mensajes satánicos.

En una entrevista, Robert Plant declaró: "Si fuera posible meter mensajes subliminales en las canciones, yo pondría ¡Compra ya este album!."


Creado el 12 diciembre, 2010.

© Copyright 2001-2017 El castillo Vogelod - Pagina personal realizada sin ánimo de lucro - Todos los derechos reservados.