El castillo Vogelod

Cine de terror, ciencia ficción, fantasía y literatura fantástica

Lowell Lee Andrews: el chico mas encantador de Wolcott

"No senti nada. Habia llegado el momento y yo hice lo que debia y basta"

-Lowell Lee Andrews, el chico mas encantador de Wolcott-

Lowell Lee Andrews La penitenciaria masculina del Estado de Kansas esta situada en Lansing, ciudad del Estado de Kansas. Fue construida en 1864. En una seccion meridional del recinto de la penitenciaria, se alza un pequeño edificio de dos pisos y forma de ataud. Se le llama "Edificio de Segregacion y Aislamiento", que constituye una prision dentro de la prision. Los presos llamaban a la planta baja "El Hoyo", lugar donde se encerraba de vez en cuando a los reclusos dificiles. Al piso de arriba se llegaba por una escalera de caracol de hierro: se le conoce como la "Hilera de las Celdas de la muerte".

En 1960 ocupaban el segundo edificio, donde esperaban la pena de muerte, los asesinos de la familia Clutter, Richard Hickock y Perry Smith. Junto a ellos habia otros reclusos que tambien esperaban que la horca les rompiera el cuello: Earl Wilson, Bobby Joe Spencer y Lowell Lee Andrews.

Earl Wilson, un fornido negro que cantaba himnos, habia sido condenado a muerte por haber raptado, violado y torturado a una mujer blanca. Aunque salvo la vida, quedo totalmente imposibilitada. A Earl Wilson se le conmuto la pena de muerte por la de cadena perpetua.

Bobby Joe Spencer, de raza blanca, afeminado, se habia confesado autor del asesinato de una anciana de Kansas City, propietaria de la pension donde vivia. Aunque se le conmuto la pena de muerte por la de cadena perpetua, Bobby cometio otro asesinato: apuñalo a otro preso, su rival en los favores de otro recluso, lo que le costo una segunda condena a cadena perpetua.

Lowell Lee Andrews fue condenado a morir en la horca por haber asesinado a su familia. Lowell, de dieciocho años, grande como un mastodonte, corto de vista con gafas de concha y que pesaba cerca de ciento cincuenta kilos, cursaba el segundo en la Universidad de Kansas. Un prodigio de estudiante de biologia colmado de premios y honores.

Solitario y encerrado en si mismo, poco comunicativo, los que le conocian le consideraban amable y de excelente caracter. En un articulo aparecido sobre el en la prensa local, esta le llamaba como 'El chico mas encantador de Wolcott'. Su familia, compuesta de sus padres y una hermana mayor, Jennie Marie, no se imaginaban que Lowell queria asesinarlos a todos.

El padre de Andrews, a pesar de no tener mucho dinero en el banco, poseia tierras por valor de doscientos mil dolares. El deseo de heredar aquella tierra fue el motivo que impulso a Lowell a preparar la destruccion de su familia. Tras la fachada del timido estudiante, Lowell se creia un maestro del crimen con un corazon de hielo: soñaba con llevar camisa de seda como los gansters y conducir coches deportivos color de fuego. Asesinar a su familia le parecia el modo mas rapido para llevar a cabo sus fantasias.

Se decidio a utilizar el arsenico para envenenar a su familia. Despues de haberlas envenenado, pensaba acostarlas en sus camas y prender fuego a la casa para que la policia creyera que las muertes habian ocurrido por accidente. Pero el miedo a que la auptosia descubriera los restos de arsenico, hizo que pensara en otro metodo, que se paso tres meses perfeccionandolo. Una noche de noviembre se dispuso a actuar.

Lowell pasaba en su casa unas cortas vacaciones universitarias, al igual que su hermana, Jennie Mari, muchacha inteligente que estudiaba en la Universidad de Oklahoma. La noche del 28 de noviembre de 1958, a las siete, Jennie Marie estaba con sus padres viendo la television en la sala, y Lowell estaba en su cuarto, leyendo "Los hermanos Karamazov".

Terminado el libro, se afeito, se puso el mejor traje que tenia y cargo un rifle semiautomatico, calibre 22 y un revolver "Ruger" tambien calibre 22. Se coloco el revolver en una pistolera, se echo el fusil al hombro y recorrio el corredor que lo separaba de la sala, iluminada solamente por la pantalla del aparato de television.

Encendio la luz, apunto con el rifle y disparo a su hermana entre los ojos, matandola instantaneamente. Le disparo tres veces a su madre y dos a su padre. La madre, con los ojos dilatados, se tambaleo hacia el, tratando de hablar, abrio y cerro la boca pero Lowell Lee le dijo: "Callate", y le disparo tres tiros mas.

Su padre, sin embargo, seguia con vida, sollozando, gimiendo, se arrastro por el suelo hacia la cocina. Pero su hijo desenfundo el revolver y le disparo toda las balas. A continuacion volvio a cargar el arma y a vaciarla otra vez. En total, el padre recibio diecisiete balazos.

Despues de los disparos, abrio una ventana de su cuarto y saco la tela metalica protectora. Luego anduvo por la casa abriendo cajones y tirando su contenido, para que se atribuyera los crimenes a unos supuestos ladrones. A continuacion, en el coche de su padre, recorrio sesenta kilometros por carreteras de nieve hasta Lawrence, donde esta la Universidad de Kansas. De camino, paro en un puente, desmonto las armas y las arrojo al rio Kansas.

Lowell Lee Andrews

Se paro en una residencia del campus, hablo con la directora y le dijo que habia venido a recoger su maquina de escribir. Dijo que a causa del mal tiempo, el viaje de Wolcott a Lawrence le habia llevado dos horas. Todo con el proposito de proporcionarse una coartada. Luego fue al cine, hablo con el acomodador, y a las once regreso a Wolcott.

El perro que tenian aguardaba en el porche gimiendo de hambre. Lowell entro en la casa, y pasando por encima del cadaver de su padre, le preparo un tazon de leche caliente y gachas. Luego telefoneo al despacho del sheriff, para "denunciar un robo". Cuatro agentes de la patrulla del sheriff de Wyandotte Country se presentaron en la casa. Lowell estaba en el porche acariciando a su perro. Cuando le preguntaron que habia sucedido, Lowell Lee solamente dijo "echen un vistazo".

Tras hacerlo, los aturdidos agentes llamaron al forense del distrito. A este le impresiono la indiferencia de Lowell. Cuando le pregunto que disposiciones pensaba tomar para el funeral, Lowell se encogio de hombros y contesto "haga con ellos lo que quiera".

Llegaron dos detectives mas que sospecharon de la actitud de Lowell y empezaron a hacerle preguntas. Oyeron la falsa coartada que Lowell tenia preparada, pero no pudieron sacarle nada mas. El forense llamo al reverendo Dameron, ministro de la iglesia baptista de Grandview de Kansas City, iglesia que la familia Andrews frecuentaban. A las tres de la madrugada, el reverendo se persono en la carcel para hablar con Lowell. Y Lowell le conto todo.

En el juicio, Lowell Lee Andrews se declaro inocente alegando enfermedad mental. El personal psiquiatrico de la "Clinica Menninger" examino al acusado, y su diagnostico fue "esquizofrenia simple". En una palabra, comprendia la naturaleza de sus actos y sabia que eran prohibidos y que por ellos se hacia merecedor de castigo. Pero el doctor Joseph Satten aqadio que "Lowelll Lee Andrews no experimenta emocion alguna. Se considera asi mismo la unica persona importante del mundo entero. Y en ese mundo, se siente con igual derecho a matar a su madre como a un animal o una mosca"

La defensa y su equipo de psiquiatras de la "Clinica Menninger" pensaban que ganarian el juicio por las pruebas de esquizofrenia, y que Lowell no seria condenado a la horca ni a la carcel, sino que seria confinado en el hospital del Estado para locos criminales.

Sin embargo, el reverendo Dameron aparecio en el proceso como testigo y determino que Andrews no solo tenia que responder de su acto frente al Todopoderoso, sino tambien ante los poderes temporales. Su testimonio, unido a la confesion del acusado, declino la balanza, y Lowell fue condenado a la pena de muerte. Los abogados de Andrews lucharon hasta el ultimo momento, pero su cliente fue a la horca el viernes 30 de noviembre de 1962.

Lowell Lee Andrews era un chico de inteligencia cultivada, que le gustaba imaginarse en Chicago o en Los Angeles con una ametralladora metida en un violin. Decia que pediria mil dolares por fiambre. Mientras esperaba en la 'Hilera de la muerte', Andrews, o como le llamaban en la "Hilera", Andy, mantuvo una relativa amistad con otro recluso de la hilera, el asesino Dick Hickock. En una de sus conversaciones, se le oyo decir "Si llego a salir de aqui vivo, quiza nunca sepa nadie a donde se ha ido Andy, pero te juro que si sabran por donde paso".

Bibliografia: 'A sangre fría', Truman Capote.


© Copyright 2001-2017 El castillo Vogelod - Pagina personal realizada sin ánimo de lucro - Todos los derechos reservados.