El castillo Vogelod

Cine de terror, ciencia ficción, fantasía y literatura fantástica

Los Hombres de Negro

Tres hombres con traje negro y expresiones amenazadoras en sus rostros. Tres hombres que te rodean y te hacen ciertas demandas... Cuando han acabado contigo, deseas no haber escuchado jamas la palabra "platillo". Te pones palido y sientes ganas de vomitar. No puedes conseguir retener nada en el estomago durante tres interminables dias." Gray Barker en su libro "They Knew Too Much About Flying Saucers."

Los hombres de negro

¿Que o quienes son los Hombres de Negro? De acuerdo con todas las versiones mas habituales, estos Hombres de Negro suelen aparecer despues de los avistamientos ovni. No se detienen ante nada en sus intentos por conseguir que el tema ovni no salga a la luz. En el preciso instante en que algun investigador pretende desvelar un fenomeno ovni, recibe la visita de estos tres misteriosos y siniestros Hombres de Negro. Despues de tan desagradable aparicion, los investigadores pierden subitamente todo interes en el tema, y ni tan siquiera quieren oir hablar de los ovnis.

La historia de los Hombres de Negro comenzo con el joven Albert K. Bender, de Bridgeport, Connecticut, quien en abril de 1952 fundo una organizacion conocida como el Internacional Flying Saucer Bureau (IFSB). El grupo tenia lo que se podria llamar una orientacion "de contactos". Bender ha afirmado que por aquella epoca ya era conocido en su ciudad como el "excentrico", y segun sus propias palabras, acusado injustamente de "chiflado".

Bender vivia con su padrastro en una casa de tres pisos. Como ocupaba una habitacion adyacente a un atico, decidio convertir su dormitorio en una "camara de los horrores". Lo decoro de una forma tan espectacular, con esqueletos, murcielagos, arañas y fantasmas de todos los tipos, que el periodico local le dedico un articulo por la calidad de sus macabras creaciones. "Disfruto con la literatura fantastica", explico Bender.

Albert K Bender En el momento de la fundacion del Internacional Flying Saucer Bureau, no existian grupos organizados como los que se darian a conocer mas adelante, como APRO, NICAP, MUFON o CUFOS. El grupo de Bender no tardo en reunir a muchos partidarios de los ovnis, ademas de llamar la atencion de los medios de comunicacion, no solo en Estados Unidos y Canada, sino tambien en Inglaterra y Asutralia. Entre los que se unieron a la organizacion de Bender estaban Gray Barker, Frank Scully, el primer escritor que popularizo el rumor de "los hombrecillos verdes en frascos de conservas", y Coral E. Lorenzen, que no tardaria en fundar su propio grupo pro ovni.

El IFSB comenzo a publicar un periodico trimestral titulado Space Review que al igual que todos los boletines de las organizaciones pro ovnis, contenia relatos de los avistamientos de ovnis y noticias referentes a la entidad, asi como algunas rebuscadas reflexiones acerca de los platillos volantes. En el numero de abril de 1953, Bender prometio a sus socios que en el proximo numero de la revista apareceria una "sorprendente revelacion" sobre los ovnis. Se desperto una ola de rumores y expectativas dentro de los circulos pro ovnis en relacion con la noticia.

Cuando el tan esperado numero de julio de 1953 de Space Review llego a mano de los interesados, no contenia nada absolutamente fuera de lo habitual. Solo paginas y paginas de los habituales informes ovnis sin verificar. Los afiliados al IFSB estaban tan sorprendidos como desilusionados, pero Bender se nego a explicar nada.

En septiembre de 1953, corrio la voz de que Bender se proponia cerrar el Internacional Flying Saucer Bureau. Cuando uno de los principales investigadores del IFSB en el tema ovni, August C. Roberts, le exigio a Bender una explicacion, el respondio "¡Se el secreto de los ovnis!". Pero Bender añadio que no podia desvelar el secreto "porque habia recibido la visita de tres extraños hombres vestidos de negro que le habian hecho jurar que guardaria el mas estricto silencio". Bender no dijo nada mas.

Poco tiempo despues, Roberts y Dominick Lucchesi, ambos miembros del IFSB, visitaron al enmudecido Bender en su casa de Bridgeport. Le preguntaron al asustado Bender sobre quienes eran esos hombres de negro, y de donde provenian. "No puedo responder", contesto Bender. Mas tarde afirmaria que un ser extraterrestre invisible estaba presente en la habitacion. Hubo mil y una preguntas mas acerca de los platillos volantes, sus origenes, los objetivos de sus viajes a la Tierra, pero Bender se nego a decir nada mas.

Cuando aparecio el numero de octubre de Space Review se incluia el aviso formal del cierre del IFSB, y un formulario para que los miembros pudieran reclamar la devolucion de parte del dinero de la suscripcion. Ademas, contenia un boletin de ultima hora que junto a la afirmacion de que el misterio de los platillos volantes ya no es un misterio, añadia que: "Aconsejamos a todos los que estan comprometidos en trabajos relacionados con los platillos que, por favor, sean muy cautos". Uno se pregunta por que debian ser muy cautos. Bender nunca lo dijo.

Gray Barker

La ex-miembro del IFSB, Coral E. Lorenzen, que junto con su marido acababa de fundar APRO, sugirio en APRO Bulletin del 15 de noviembre de 1953 que Bender podia haber cerrado el IFSB por razones financieras. El libro de Gray Baker They Knew Too Much About Flying Saucers, que aparecio tres años mas tarde y fue el primer libro que trataba sobre los Hombres de Negro, abunda en respuestas de todo tipo: Dominick Lucchesi señalo que en una ocasion Bender habia escrito la palabra "abajo" en letras mayusculas en uno de sus articulos referentes a los ovnis, algo que podia ser una referencia a que los platillos estaban relacionados de alguna manera con el famoso "misterio Shaver". (1)

Roberts y Dominick Lucchesi le preguntaron a Bender si "el secreto de los discos" estaba relacionado con el misterio Shaver. Bender no contesto y se puso muy tenso. Segun sugiere Gray Barker, los Hombres de Negro podrian ser los agentes de las misteriosas criaturas que contactaron con Shaver a traves de su maquina de soldar, (2) y que ahora habian silenciado a Bender para impedir sus revelaciones sobre la vinculacion entre los ovnis y los siniestros robots Dero.

Richard S. Shaver

Gray Barker no aporta ninguna solucion definitiva en su libro They Knew Too Much About Flying Saucers sino que adelanta un monton de hipotesis. (3) Pero seis años despues de la publicacion de su libro, Gray Barker realizo una secuela, Flying Saucers and the Three Men escrita nada mas y nada menos que por Albert K. Bender en persona, y revela, por fin, la respuesta al misterio de los Tres Hombres de Negro: son extraterrestres que le visitaron para impedir que informara a la humanidad de la mision de los tripulantes de los platillos volantes en la Tierra. Gray Barker solo escribio la transcripcion, la introduccion y el epilogo.

Bender relata en el libro como despues de la fundacion del IFSB, comenzo a sufrir una serie de experiencias extrañas en las que percibia la presencia inquietante de algo desconocido y siniestro. Despues le llegaron mensajes a traves de "algo parecido a la telepatia" donde se le advertia que "no debe seguir ahondando en el misterio de los platillos volantes". La primera confrontacion real con estas fuerzas siniestras tuvo lugar el 15 de marzo de 1953, en la noche del Dia C.

Dibujo en una roca

El IFSB celebro ese dia un Dia de Contacto Mundial, durante el cual y a la misma hora todos los miembros de la organizacion en el mundo debian transmitir un mensaje telepatico de amistad a los seres del espacio. El texto del mensaje que debian memorizar era este: "¡Llamando a los ocupantes de las naves interplanetarias! ¡Llamando a los ocupantes de las naves interplanetarias que observan nuestro planeta Tierra".

Como otros miembros del IFSB, Albert Bender se retiro a su habitacion para el momento del contacto telepatico de amistad con seres del espacio. Pero al contrario que le sucedio a otros contactados por los ovnis, que afirmaron recibir cordiales saludos por parte de los Hermanos del Espacio, Bender relata como una presencia siniestra y repulsiva comenzo a manifestarse a si misma, para advertirle que "cesara en sus intromisiones en los misterios del universo", al tiempo que le amenazaba con "hacer una aparicion en caso de desobediencia".

Entonces, tras esa "comunicacion", Bender inserta en el numero de abril de Space Review el anuncio de una revelacion sorprendente para el mes de julio. Pero como se ha comentado, no aparecio nada fuera de lo habitual en ese numero. Parece ser que ni los mismos altos cargos del IFSB se creian la historia de Bender. Lo que hizo entonces Bender fue escribir un relato de lo sucedido en el Dia C con la intencion de alertar a las autoridades de Washington. Añade que el documento se desintegro misteriosamente antes de mandarlo por correo.

Poco despues, durante la noche, tres misteriosos entes se materializaron en su dormitorio, y esta aparicion fue acompañada por un intenso olor a azufre que le causo un agudo malestar fisico. Los describe como tres figuras "vestidas con ropas y sombreros negros". Sus ojos brillaban "como focos de linterna" mientras flotaban a unos treinta centimetros del suelo. Bender dice que los tres hombres manifestaron que el era un "contacto" excelente para ellos en la Tierra, y que le entregaron un pequeño amuleto de metal, parecido a una moneda, con el que podia establecer comunicacion con ellos cuando le apeteciera. Para contactar, debia de apretar el amuleto bien firme en la mano, encender la radio, cerrar los ojos y repetir la palabra "Kazik".

Dos dias despues de esta experiencia, Bender informa que intento establecer comunicacion con los Hombres de Negro. Encendio la radio, apreto el amuleto y despues de cerrar los ojos, repitio la palabra magica "Kazik...Kazik" hasta que percibio otra vez la incomodidad fisica que al parecer acompañaba la presencia de un alienigena. Afirma que esta vez fue teletransportado a bordo de un platillo volante, donde hablo con un extraterrestre. Durante su visita, se entero de que los ovnis habian venido a la Tierra para extraer una sustancia quimica muy valiosa (la cual no especifica) del fondo de los oceanos y que en el caso de que los humanos intentaran detener a los alienigenas antes de que acabaran con sus explotaciones mineras, la Tierra seria destruida.

Bender asegura tambien haber tenido ocasion de ver a los extraterrestres en su forma natural, y los describe como "monstruos horrorosos". Ellos solo adoptan la forma de los Hombres de Negro, nos informa, cuando necesitan presentarse ante los seres humanos. Tambien afirma haber tenido otros encuentros. Nos dice que fue teletransportado hasta la base secreta de los platillos volantes debajo del hielo antartico, donde conocio a otros alienigenas en su forma natural de "monstruo", incluso le concedieron una audiencia ante "El Exaltado" que le revelo muchos de los misterios del universo.

Meses despues de esta supuesta visita y del teletransporte de Bender de vuelta a Bridgeport, señala que los tripulantes de los ovnis le informaron que habian completado su mision en la Tierra. Abandonaron nuestra region del universo y por fin Bender pudo revelar su emocionante historia. Desde entonces, segun relata en su libro, no ha vuelto a saber nada mas de los Hombres de Negro. (4)

Los hombres de negro y Hollywood

Hombres de negro II

Hollywood, basandose libremente en la figura ufologica de los Hombres de Negro, realizo dos peliculas que obtuvieron un gran exito comercial. La primera en 1997, 'Men in Black: Hombres de negro' (Men in black) y en 2002 su secuela 'Hombres de negro II' (Men in black II), dirigidas ambas por Barry Sonnenfeld y protagonizadas por Tommy Lee Jones y Will Smith, que han llevado a su lado mas frivolo y divertido la historia de los Hombres de Negro.

Con las consiguientes libertades habituales en el cine y en esta materia, como que los Hombres de Negro son dos agentes que se dedican a salvar a la Humanidad de extraterrestres hostiles, tanto los hombres de negro como los extraterrestres se podria decir que son herederos modernos de los antiguos Pulps. Todo con sentido del humor, con buenos efectos especiales y accion a raudales. No es una pelicula seria sobre el tema, pero ¿de verdad esto puede tomarse en serio? Sea cauteloso o ya sabe, quizas los Hombres de Negro le obligen a guardar silencio.

Notas:

(1) El difunto Richard S. Shaver escribio una serie de articulos para la revista de ciencia ficcion "Amazing Stories" referente a una raza de seres degenerados, descendientes de aquellos que habian habitado el continente perdido de Lemuria y que, al parecer, moran actualmente en las cavernas del interior de la Tierra. Los primeros relatos fueron publicados como ciencia ficcion, pero despues Shaver afirmo que todos eran veridicos.

(2) Richard S. Shaver, soldador de oficio, dijo que el misterio surgio cuando oyo por primera vez unas voces entremezcladas con el ruido de su maquina de soldar. Entonces comenzo a recordar el pasado distante de Lemuria al captar mentalmente "los archivos de pensamiento" escondidos en las cuevas secretas. Segun Shaver, las criaturas subterraneas habian construidos robots: los Teros, que ayudaban a los humanos, y los Deros, que causaban la mayoria de las desgracias del mundo. El editor de 'Amazing Stories', Ray Palmer, comento que Shaver habia estado internado en un hospital psiquiatrico en el tiempo que proclamaba haber estado bajo tierra. Pero aun asi, los articulos de Shaver provocaron un aluvion de cartas que confirmaban los relatos.

(3) A saber: que tal vez Bender descubrio que el sol podia desintegrarse en una explosion llamada supernova y que las autoridades habian intervenido para evitar el panico; quizas dio con algun secreto militar y se le obligo a guardar silencio; o podria haber reunido mucha informacion sobre una nueva e ilimitada fuente de energia y habria sido acallado por los emisarios secretos de capitalistas despiadados.

(4) Bender no fue el unico "silenciado" por los Hombres de Negro. Entre otros, estan Edgar R. Jarrold que dirigia en 1952 el Australian Flying Saucer desde su casa de Nueva Gales del sur; en 1954 James Moseley, el editor de Saucer News. Ambos afirmaban saber muchos "misterios" pero habian prometido a los Hombres de Negro no decir nada, y ademas alertaban a los investigadores de ovnis de que fueran cautelosos.

Bibliografia:
Gray Barker: 'They Knew Too Much About Flying Saucers', 1956.
Albert J. Bender: 'Flying Saucers and the Three Men', 1962.
Robert Sheaffer: 'Veredicto Ovni. Examen de la evidencia', 1981.


Creado el 25 noviembre, 2010.

© Copyright 2001-2017 El castillo Vogelod - Pagina personal realizada sin ánimo de lucro - Todos los derechos reservados.