El castillo Vogelod

Cine de terror, ciencia ficción, fantasía y literatura fantástica

John Fulton, biografía

John Fulton John Phipps Fulton nació en 1902 en Beatrice, Nebraska (USA) y murió en Londres (Inglaterra) en 1965. Fue creador de efectos especiales para el cine, y activo participante en el ciclo de monstruos de la Universal.

En 1920 comenzó trabajando para la compañia Edison. Desde 1923 a 1925 trabajó como asistente de cámara en la Universal, y técnico para los efectos ópticos de la compañia de Frank Williams. Se distinguió como creador de efectos especiales en la película de Frank Capra 'Submarine' en 1928 para Columbia. Universal reconoció su labor y en 1931 lo puso al frente de su pionero departamento de efectos especiales, y desde entonces la industria del cine se referiría a él como 'El doctor'.

Los créditos mencionan a Fulton en las producciones de la Universal 'El doctor Frankenstein' (1931) de James Whale, 'La momia' (1932) de Karl Freund y 'El caserón de las sombras' (1932) de James Whale, pero fue en 'El hombre invisible' (1933) de James Whale cuando utilizó todas su habilidades en practicamente todo el largometraje. De hecho, la película es una sinfonía visual elaborada por Fulton y aún hoy en día parece una prodigiosa hazaña. El principal efecto, que fue conseguir la invisibilidad, se consiguió tapando con terciopelo negro la parte del cuerpo en cuestión, y fotografiarlo contra un fondo de terciopelo negro, que al combinarlo con un plano separado del decorado conseguía el efecto de la invisibilidad.

El arte de Fulton desempeñó también un importante papel en películas como 'La hija de Drácula', 'El poder invisible' y 'Magnolia', todas de 1936. Con el paso del tiempo y los avanzes técnicos fue capaz de crear efectos especiales más sofisticados y complicados en 'La sombra de Frankenstein' (1939), 'El hombre invisible vuelve' (1940), 'El fantasma de Frankenstein' (1942), e 'Invisible agent' (1942). Esta última es literalmente llevada por lo efectos especiales de Fulton que creó unos sorprendentes efectos. Fulton participó o bien directamente como en las mencionadas o colaborando con algún efecto en las películas que componían el ciclo de terror de Universal.

Incluso en las que no contribuyó directamente, Fulton desempeñó un papel importante. Los seriales de la Universal tenían un presupuesto muy reducido para permitirle trabajar en ellos con su departamento de efectos especiales, pero los efectos especiales de los capítulos de Flash Gordon y Buck Rogers creados por Fulton resultan muy convincentes.

El trabajo de Fulton también se ve en la más exitosa película sobre Sherlock Holmes protagonizadas por Basil Rathbone y Nigel Bruce, 'La garra escarlata' (1944) y la película para lucimiento de los cómicos Abbott y Costello 'Dos cabezudos' (1945). Durante este período, además de trabajar con técnicas de la pantalla azul, matte paintings o miniaturas, Fulton ideó un sistema de utilización de matte shots en secuencias, ampliando la gama de efectos especiales que podían crearse, y dando lugar a efectos adelantados a su tiempo.

En 1944, Samuel Goldwyn estaba preparando 'Un hombre fenónemo' película que requería algunos de los más ambiciosos efectos especiales nunca vistos. Danny Kaye hizo el doble papel de los gemelos, uno de ellos un fantasma, que a menudo se ven en pantalla al mismo tiempo. Goldwyn persuadió a Universal para que Fulton se hiciera cargo del proyecto, que tenía además el añadido de ser una película en technicolor. Los resultados del trabajo de Fulton fueron sorprendentemente buenos, lo que le valió su primer Oscar.

Durante su trabajo para Goldwyn, Fulton fue persuadido para que abandonara la Universal cuando expirara su contrato a finales de 1945, y firmara con el productor independiente. La relación de Fulton con Goldwyn fue una tormenta, debido sobre todo a un conflicto sobre los objetivos de su trabajo. Fulton desde hacía tiempo deseaba dirigir y producir películas, y crear los efectos especiales de sus películas, algo que la Universal nunca le dejo hacer. Goldwyn le ofreció la posibilidad de dirigir peliculas para él, pero una vez firmado el contrato, el magnate se la negó. Era comprensible, pues el verdadero talento de Fulton era con los efectos especiales. Por su temperamento y su falta de experiencia de mando no era adecuado para dirigir a todo un equipo de filmación y el elenco de intérpretes. Además, en Goldwyn rara vez (o nunca) había más de una película en producción.

Cuando su contrato tenía que ser renovado en 1949, Fulton aprovechó la ocasión y obligó sobre esta cuestión a Goldwyn, que se negó a renovarle. Fulton entonces dejó Goldwyn.

En 1953, se convirtió en el jefe del departamento de efectos especiales de Paramount, y mostró su trabajo en 'Cuando ruge la marabunta', 'La senda de los elefantes', 'La ventana indiscreta' de Alfred Hitchcock, 'Sabrina' de Billy Wilder, y 'Los puentes de Toko-Ri' (todas de 1954). A mediados de los años 50, con el auge de la ciencia ficción, Fulton aportó su talento en 'La conquista del espacio', además de en el drama 'Strategic Air Command' y en las películas de Hitchcock 'Atrapa a un ladrón' y 'Pero... ¿quién mato a Harry?', todas de 1955. Además fue Fulton quien hizo posible que las aguas del Mar Rojo se separaran, en la película de Cecil B. DeMille 'Los diez mandamientos' (1956), lo que le valió su segundo Oscar de la Academia de Hollywood.

También ayudó a crear la fantasía musical parisina 'Una cara con angel' (1957) de Stanley Donen. Lamentablemente Fulton comenzó a trabajar en películas de pequeño presupuesto, porque la creación de grandes películas había caido en picado en Hollywood. En la película de menor presupuesto en que intervino 'Me casé con un monstruo del espacio exterior' (1958) de Gene Fowler Jr, tuvo un toque de realismo de calidad. Tambien fue responsable de los efectos de la película de Eugene Lourie 'The Colossus of New York', que quizás debió ser una pequeña experiencia amarga porque Eugene Lourie era un director de arte que dió el salto con éxito a la silla de director.

En un nivel ligeramente más alto, Fulton contribuyó en la mejor película de Elvis Presley, 'El barrio contra mí' (1958). También trabajó con Jerry Lewis en 'Adiós mi luna de miel' (1959), 'Un marciano en California', y 'Caso clínico en la clínica' (1964). También en 'El rostro impenetrable' (1961)' con Marlon Brando, y en 'Hatari!' (1962) de Howard Hawks.

Cuando Paramount disolvió su departamento de efectos especiales, Fulton encontró trabajo por libre. Fue a México y trabajó en algunos proyectos para la televisión, y a España en 1965. Luego trabajó por primera vez en películas británicas. John Fulton murió en Londres de un ataque al corazón en 1965, el mismo año en que trabajó en la producción bélica 'Los héroes del Telemark' de Anthony Mann.


Creado el 19 enero, 2011.

© Copyright 2001-2017 El castillo Vogelod - Pagina personal realizada sin ánimo de lucro - Todos los derechos reservados.