El castillo Vogelod

Cine de terror, ciencia ficción, fantasía y literatura fantástica

Jack Pierce, biografía

Filmografia esencial de Jack Pierce

Jack Pierce Jack Pierce nació como Janus Piccoulas en Grecia en 1989 y murió en 1968 en Hollywood, California (USA). Experto en el maquillaje, su nombre estará ligado para siempre al ciclo de los monstruos de la Universal por ser el creador de todos los monstruos de la Universal en el período de los años 30 y 40.

Siendo un adolescente, emigró a los EEUU. Se hizo semi profesional de un equipo de baloncesto. Entre la década de 1910 y 1920 trabajó en el cine de cualquier cosa, y eventualmente mostraba su habilidad con el maquillaje y los efectos especiales. Suyo fue el hombre simio de la película de Raoul Walsh 'Habla el mono' (1927), y la sonrisa de Conrad Veit en 'El hombre que ríe', dos películas de la Universal. Pierce entonces fue contratado a tiempo completo en la Universal.

En 1930, la muerte de Lon Chaney, el maestro del terror, y que nunca necesitó un departamento de maquillaje pues se lo creaba él mismo, abrió las puertas para Jack Pierce que fue designado el responsable del departamento de maquillaje de la Universal, y desde el cual trabajó en las últimas películas mudas del estudio.

Jack Pierce y la criatura de Frankenstein

Cuando Carl Laemmle designó a su hijo Car Laemmle Jr. jefe de producción de la Universal a la edad de 21 años, este tuvo la idea de realizar versiones cinematográficas de los clásicos de la literatura de terror, alentado por el éxito de 'El jorobado de Notre Dame' (1923) y 'El fantasma de la Opera' que abrieron las puertas a la colección de monstruos de la Universal. El siguiente monstruo sería la versión cinematográfica de la novela 'Drácula', de Bram Stoker. Y le tocaría a Jack Pierce crearlo.

Para la primera película sonora de terror de la Universal, Drácula (1931), protagonizada por Bela Lugosi y dirigida por Tod Browning, Jack Pierce ideó un maquillaje especial, pero Bela Lugosi prefirió usar el suyo propio, casi sin maquillaje. Sería en la siguiente de la Universal, 'El doctor Frankenstein' en el que Jack Pierce daría muestras de su habilidad en el maquillaje, creando a la criatura de Frankenstein, al que daba vida Boris Karloff, y además creando un icono del cine de terror.

Previamente fue el actor Bela Lugosi seleccionado para dar vida a la criatura, y el maquillaje inicial que portaba, creado por Pierce, era similar al Golem de Paul Wegener. Cuando se desechó la idea de que Bela Lugosi fuera el actor de la película, y se escogió a Boris Karloff, también se cambió la idea inicial sobre el maquillaje que llevaría Karloff. No se sabe muy bien de quién fue la idea. James Whale atestiguaba que la idea surgio de él y de unos bocetos que había realizado cuando le encargaron la dirección de la película, como la cabeza plana para que se pudiera sacar el cerebro con facilidad. Jack Pierce, aunque al principio reconoció que era un compromiso, siempre defendió que la idea fue suya. (1)

La momia con el maquillaje de Jack Pierce

Sin embargo, la labor de creación real le correspondía a Jack Pierce, el cual sacó todo su ingenio y habilidad para crear algo inconcebible. Ademas de ser un trabajo totalmente artesanal, dificil y cansado, y con productos primitivos que contenían altos niveles de toxicidad, muy alejado de lo que hoy en día se estila, las sesiones de maquillaje eran ciclópeas. Pierce usaba algodón, spirit gum y colodión. Boris Karloff, de 43 años, sufría diariamente cuatro horas sentado frente al espejo mientras Jack Pierce le colocaba el maquillaje: primero Pierce le daba una capa de spirit gum al rostro de Karloff, le ponía algodón por encima y lo pintaba con colodión y así le iba dando forma a la frente, las espesas cejas y la cabeza. Luego cuatro horas más para quitarle el maquillaje. Ambos, Karloff y Pierce, crearon en realidad al monstruo.

Boris Karlof tuvo la idea de quitarse un puente de una muela del lado derecho de su boca, y metía la mejilla y Pierce la maquillaba para acentuar el efecto. Ademas, Karloff vio que sus ojos resultaban demasiado vivos tras las capas de maquillaje, y Pierce le añadio unos parpados falsos sobre ellos, con lo que el resultado final ya estaba hecho. (2) El color real de la cara y manos del monstruo era el verde grisáceo, diseñado especialmente para los blancos y negros de las películas.

El resultado tuvo una acogida excepcional, por lo que Karloff y Pierce repetirían en la siguiente película de Universal, 'La momia' (1932) dirigida por el emigrado a Hollywood Karl Freund, logrando otro hito del cine de terror al crear a Ardath Bey. El maquillaje fue aún más pesado que para la criatura de Frankenstein. El procedimiento tardaba unas ocho horas aproximadamente. Pierce volvió a usar los mismos materiales, con los que siempre trabajaba: spirit gum, algodón y colodión. Estiraba la piel de Karloff para simular el envejecimiento de Ardath Bey, dándole una capa de spirit gum, pegándole algodón encima, cubrirlo de spirt gum o con colodión y dejarlo secar. Una vez seco lo quitaba y se formaban las arrugas. Donde no había suficientes arrugas, volvía a repetir el procedimiento con más capas de spirit gum. (3)

Para quitarle el maquillaje, más horas interminables. Para las vendas del cuerpo momificado de Imhotep que aparecía al principio de la película, también más horas. Todo un suplicio, pero que logró un resultado aterrador.

Jack Pierce y el hombre lobo

Jack Pierce también sería el encargado del maquillaje de efectos especiales de Tom Tyler y Lon Chaney Jr. en las siguientes entregas de la momia. Ese mismo año, Pierce también diseño el maquillaje de Bela Lugosi en la película independiente 'La legión de los hombres sin alma'.

'La novia de Frankenstein' (1935) fue la última producción de terror de la era Laemmle. Secuela de 'El doctor Frankenstein', además de renovar el maquillaje del monstruo, interpretado de nuevo por Karloff, Pierce también creó el de la novia interpretado por Elsa Lanchester, creando otro icono del cine.

Laemmle vendió los estudios Universal en 1937, marcando el inicio de rotación de los jefes de producción de la Universal durante los 10 años siguientes. En las idas y venidas de estos jefes de producción durante esos años, Pierce mantuvo su departamento con las mismas cotas de calidad, creando el personaje de Igor, interpretado por Bela Lugosi, en la tercera entrega de Frankenstein 'La sombra de Frankenstein' (1939), a la vez que hacía lo mismo con la criatura de nuevo.

En 1941, cuando Lon Chaney Jr iba a interpretar el personaje del hombre lobo en 'El hombre lobo', Pierce se puso de nuevo manos a la obra para crearlo, y logrando otra vez otro icono inconfundible del cine de terror, utilizando un diseño que había preparado para William Hull una década antes en 'El lobo humano' y que William Hull rechazó por temor a que el público no le reconociera.

Jack Pierce y el hombre lobo

Para crear al hombre lobo, Pierce usó una nariz de caucho, y pelo de yak para el rostro, un pelo grueso y robusto. Comenzaba untándole cola en la cara a Lon Chaney y le ponía los trozos de pelo, una capa tras otra. Luego chamuscaba el pelo con unas pequeñas tenazas para darle un toque más salvaje. En las manos llevaba guantes de caucho con pelo de yak encima y en los pies el mismo material. Y la dentadura. (4)

Segun Curt Siodmak, guionista de 'El hombre lobo' "Pierce tardaba seis horas en ponerle el maquillaje a Chaney y tres horas en quitárselo."

Pierce elaboró también el maquillaje para Claude Rains en la nueva versión a color de la Universal 'El fantasma de la ópera' en 1943. Claude Rains no quería tener mucho maquillaje en el rostro, para no ser encasillado en el género de terror. En las sesiones de maquillaje, Pierce simplificó el maquillaje de Rains hasta que este le dió el visto bueno.

Cuando el estudio cambió de manos en 1945, Pierce fue despedido y sustituido por el hijo más joven de la familia Westmore, Bud Westmore, que usaba materiales más modernos, como el caucho poroso que agilizaba las sesiones de maquillajes. Pierce jamás cambió su método, lo que con el tiempo le perjudicó, pues requería muchas horas y alargaba las sesiones innecesariamente. Posteriormente otros artistas se hiceron cargo del departamento, recreando los modelos de Pierce, como en 'Contra los fantasmas' (1948).

Entre 1950 y 1960, con el auge de la ciencia ficción, Jack Pierce pudo crear otros seres en su trabajo en otros estudios, en películas como 'The Creation of the Humanoids' de 1960. También trabajó para la televisión, y fue el jefe del departamento de maquillaje para el programa de televisión 'Mister Ed' desde 1961 a 1964. Murió practicamente olvidado en 1968. En la actualidad, es considerado uno de los grandes del maquillaje de efectos especiales.

Notas:

(1) Rudy Behlmer, Historiador de cine. - Expediente Frankenstein. Como Hollywood creó un monstruo (The Frankenstein. How Hollywood wade a Monster) The Monster Legacy DVD Collection -2004.

(2) Rick Baker, Diseñador de Efectos Especiales de Maquillaje - Expediente Frankenstein. Como Hollywood creó un monstruo (The Frankenstein. How Hollywood wade a Monster) The Monster Legacy DVD Collection -2004.

(3) Rick Baker, Diseñador de Efectos Especiales de Maquillaje - Queridisima Mummy. Una saga de terror desenterrada. (Mummy Dearest. A horror tradition Unearthead) The Monster Legacy DVD Collection -2004.

(4) Rick Baker, Diseñador de Efectos Especiales de Maquillaje - El monstruo a la luz de la luna: un documento original. La saga inmortal del hombre lobo. (Monster by Moonlight. The Inmortal Saga of the Woffman) The Monster Legacy DVD Collection -2004.


Creado el 19 enero, 2011.

© Copyright 2001-2017 El castillo Vogelod - Pagina personal realizada sin ánimo de lucro - Todos los derechos reservados.