El castillo Vogelod

Cine de terror, ciencia ficción, fantasía y literatura fantástica

Frank Skinner y Hans J. Salter, biografías

Frank SkinnerFrank Skinner fue un prolífico compositor americano que nació el 31 de Octubre de 1897 en Meredosia (Illinois - USA) y compuso las bandas sonoras de cerca de 500 películas durante la edad dorada del cine en los años 30, 40 y 50. Estudió música en Chicago y trabajó tocando el piano en el vodevil. Su primer trabajo en Hollywood fue para la Metro Goldwyn Mayer (MGM) para luego unirse a la Universal donde trabajaría durante tres décadas: de los años 30 a los 50.

A finales de los años 60 su trabajo se redujo considerablemente, y cuando empezaba a trabajar para la televisión, murió el 8 de Octubre de 1968 a la edad de 71 años. Fue nominado varias veces a los premios musicales de los Oscar de la Academia.

Hans J. Salter Hans J. Salter nació el 14 de Enero de 1896 en Viena (Austria) y estudió música en compañia de Alban Berg y Franz Schreker entre otros. Fue director de música de la Opera de Berlin y en 1929 trabajó como compositor para los estudios alemanes UFA, de la escuela expresionista y donde se rodó 'El Golem' (1920) o 'Fausto (Faust) 1926 de F.W. Murnau.

Emigró a norteamerica en 1937 huyendo del régimen nazi de Adolf Hitler y empezó a trabajar para los estudios Universal donde estuvo durante tres décadas escribiendo y componiendo música para films de horror, drama o musicales. Tambien compuso para otros estudios y para la televisión y nominado varias veces a los Oscar. Murió de un ataque cardiaco el 24 de Julio de 1994 en Los Angeles (California - USA).

Ambos músicos fueron los principales (que no los únicos) creadores de las bandas sonoras en el cine de los monstruos de la Universal y la ciencia ficción. Frank Skinner creando la música de 'La sombra de Frankenstein' (1939) y 'Contra los fantasmas' (1948), y en colaboración con Hans J. Salter 'El hombre invisible vuelve' (The Invisible Man Returns) 1940. En solitario, Hans J. Salter compuso la música de 'El hijo de Dracula' (1943), 'El fantasma de Frankenstein' (1942), 'La zíngara y los monstruos' (1944) entre muchas más.

Aunque realizaron composiciones individualmente, la mayoría de las veces trabajaban conjuntamente repartiéndose el trabajo y en sus primeras colaboraciones Skinner escribía la música y Salter la orquestaba. Y esto fue consecuencia de las directrices impuestas por la Universal, como seguidamente se explica brevemente.

A diferencia del inicio del ciclo de terror que comenzó con 'Dracula' (1931), donde sonaba el fragmento original de Tchaikovsky 'El lago de los cisnes' y la breve música de Richard Wagner y Franz Schubert, junto con la escasa música también de 'El doctor Frankenstein' (1931) compuesta por Bernhard Kaun, la Universal, una vez ya asentado el cine sonoro, empezó a darle la importancia que se merecia a la música, aunque sin dejar demasiada libertad para la innovación, y la norma oficial de los estudios fue que los músicos se repartieran el trabajo de componer las bandas sonoras y que trabajaran en conjunto para una misma película.

Además de Frank Skinner o Hans Salter, que han quedado como los principales creadores, completaban la nómina de la productora Heinz Eric Roemheld, James Dietrich, Paul Dessau o Karl Hajos entre algunos más.

Muchos de estos compositores se vieron en la obligación impuesta por la Universal de dividirse el trabajo, creando fragmentos sonoros que luego se unían para una película en particular, dando como resultado que la música de una película podían firmarla la mayoría de las veces dos o tres compositores. Y como añadido, por aquello de recordar el pasado, la música usada para películas ya realizadas se volvía a intercalar en las nuevas producciones junto a las nuevas composiciones, produciendo en el espectador una familiar sonoridad durante todo el ciclo de terror de la Universal.

En la decada de los 50, con la entrada de los estudios en el género de la ciencia ficción, las composiciones siguieron la norma impuesta por Universal, y Hans J. Salter creó la música de la secuencia final de 'La mujer y el monstruo' (1954) de Jack Arnold, donde intervinieron también los compositores Henry Mancini y Milton Rosen creando su parte correspondiente. Frank Skinner, cuyos trabajos para la productora en esta época fueron a menos, creó la musica de 'Monster on the Campus' (1958).


Creado el 19 enero, 2011.

© Copyright 2001-2017 El castillo Vogelod - Pagina personal realizada sin ánimo de lucro - Todos los derechos reservados.