El castillo Vogelod

Cine de terror, ciencia ficción, fantasía y literatura fantástica

Espíritu de conquista (Western Union) 1941

Vance Shaw (Randolph Scott) es un forajido que salva la vida a Richard Blake (Robert Young ) responsable de la Western Union, que está en el oeste para poner las primeras instalaciones de telégrafo. Shaw se une a la compañía, y se siente atraído por la hermana de Blake (Virginia Gilmore).

A la Western Union se suma un nuevo miembro, Edward Creighton (Dean Jagger), un señorito de ciudad pero que sabe manejarse montando a caballo. Cuando comienzan a poner los primeros postes telegráficos por el desierto, los indios se lo quieren impedir pero ellos le convencen con triquiñuelas para que lo acepten. Sin embargo, hay un grupo de blancos que se disfrazan de indios para obstaculizar los trabajos de la Western Union y robarle caballos y ganado, y luego vendérselos otra vez.

Espíritu de conquista

El jefe de estos bandidos es el hermano de Shaw, un individuo sin escrúpulos llamado Jack Slade (Barton MacLane), y Shaw no puede delatar a su hermano pero las cosas se complican.

Segundo Western de Fritz Lang que cuenta los comienzos de la Western Union, compañía que instaló los primeros telégrafos en el salvaje oeste norteamericano. Es un western irregular, al principio es algo aburrido aunque se pone mejor a medida que la historia va transcurriendo con la irrupción de los indios, bastantes fáciles de engañar, también por los bandidos que acechan. No obstante, es algo dificil seguirla por ser pesada. Los actores están bien, Randolph Scott se hizo popular haciendo westerns, muchos de ellos de la mano del director Budd Boetticher.

La filmografía norteamericana de Lang es muy diferente a la alemana, la cual tiene varias obras maestras. En su periplo norteamericano tiene también muy buenas películas, la mayoría de sus trabajos allí recaen en el llamado cine negro y el thriller, curiosamente algunos de ellos mantienen la estética expresionista muy de la tradición de Lang en el cine mudo alemán, 'La mujer del cuadro' (1944) y 'Perversidad' (1945), en ambas Edward G. Robinson y Joan Bennett, recogen esa estética; el thriller 'Secreto tras la puerta' (1947) de nuevo con Joan Bennett tiene una atmósfera muy misteriosa; 'Los sobornados' (1953) y 'Deseos humanos' (1954), ambas con Glenn Ford, pueden ser unas obras maestras del cine negro.

Es curioso que un director que comenzó haciendo cine de aventuras tan dinámicas y trepidantes como 'Las arañas' (1919), en cambio hizo poca aventura en los States y cuando lo hizo, como pasó con 'Los contrabandistas de Moonfleet' (1955), se muestre tan poco dinámico y resulte demasiado monolítico para lograr divertir. Puede que tenga otros valores pero no es óbice que se mencione.

Lang hizo tres westerns en total: este que comentamos; su tercer y último, 'Encubridora' (1952), con Marlene Dietrich, donde un hombre busca al asesino de su prometida, bastante normalito aunque tiene alguna escena de renombre (1); y el biopic 'La venganza de Frank James' (1940), con Henry Fonda, el mejor de los tres, que cuenta la venganza de Frank James cuando asesinaron a su hermano Jesse James. Era continuación de 'Tierra de audaces' (1939) de Henry King, gran clásico sobre la figura del célebre forajido Jesse James interpretado por Tyrone Power y donde Henry Fonda era su hermano Frank.

Espíritu de conquista

En el reparto, el incombustible John Carradine, esta vez haciendo de médico de la Western Union y que también salió en el primer western de Lang, el mencionado biopic 'La venganza de Frank James', y en 'Tierra de audaces', con un papel importante ya que es Carradine el que mata a Jesse James. La nota cómica recae en el actor Slim Summerville, que hace de cocinero. Actor que estaba en 'Tierra de audaces' y fue soldado en la oscarizada 'Sin novedad en el frente' (1930) de Universal.

Tras este western, Fritz Lang dirigió 'El hombre atrapado' (1941) que formaría parte de una serie de cuatro películas antinazis que hizo el director durante la Segunda Guerra Mundial, y una última tras ella, en su exilio en EE.UU., que fueron, junto a la mencionada 'El hombre atrapado', 'Los verdugos también mueren' (1943), 'El ministerio del miedo' (1944) y 'Clandestino y caballero' (1946). Duración aproximada: 95 minutos.


Nota:

(1) Por ejemplo el asalto en la tienda de comestibles, leit motiv de toda la historia, es algo tan inusual en un western donde lo habitual son robos a Bancos, que a este que escribe le sigue impresionando sobremanera como se focaliza ese hecho dentro de la cotidianidad de la vida diaria, aparentemente tan simple. En cambio la película tiene un resultado dispar.


© Copyright 2001-2017 El castillo Vogelod - Pagina personal realizada sin ánimo de lucro - Todos los derechos reservados.