El castillo Vogelod

Cine de terror, ciencia ficción, fantasía y literatura fantástica

Doctor Terror (Dr. Terror's House of Horrors) 1965

En un vagón de tren viajan seis personas. Una de ellas se hace llamar doctor Terror (Peter Cushing) y lee las cartas del tarot, y les lee el porvenir a sus compañeros de viaje:

Doctor Terror

Werewolf

Un arquitecto (Neil McCallum) recibe el encargo de ampliar la casa familiar en la que ya no vive. La casa en el campo es acogedora, pero un día revisando el sótano encuentra un falso muro que esconde un ataud, el de Cosmo Valdemar, un hombre lobo que juró vengarse de la familia que le había robado la casa, los antepasados del arquitecto.

Werewolf

Creeping Vine

Cuando una familia vuelve de vacaciones encuentra que una extraña planta ha crecido en el jardín. Cuando el marido (Alan Freeman) va a cortarla, las tijeras vuelan de su mano y parece que ha sido la planta la que la se la ha quitado de las manos. Piden ayuda y un experto (Jeremy Kemp) acude a la casa a investigar la planta, que demuestra que tiene inteligencia y que es peligrosa.

Creeping Vine

Voodoo

Un músico (Roy Castle) copia una música de un ritual vudú al dios Damballa, y la toca con su grupo sin adivinar las peligrosas consecuencias de hacerlo.

Voodoo

Disembodied Hand

Un estirado crítico de cine (Christopher Lee) comete un error al calificar de gran pintura un cuadro pintado por un chimpancé. Este error le sirve a un pintor (Michael Gough) para burlarse de él, hasta que el crítico se cansa de la burla y lo atropella, lo que produce que le amputen la mano al pintor y que luego se suicide por no poder pintar. Pero la mano del pintor perseguirá al crítico donde quiera que vaya.

Disembodied Hand

Vampire

Un hombre (Donald Sutherland) está felizmente casado con su mujer (Jennifer Jayne), que es algo extraña. Cuando la madre de un niño acude al médico (Max Adrian) porque el niño está muy débil, el doctor piensa que su debilidad es producida por un vampiro, porque tiene dos marcas en el cuello. Se pone a vigilar al niño y ve un murciélago que pretendía entrar en la habitacion del niño para morderlo, le dispara, y lo hiere. Se descubre que la vampira es la mujer y el doctor le dice a su marido que tiene que matarla.

Vampire

***

Producción de Amicus que significó el debut de la compañía en el cine de terror (1) y que sería el derrotero que seguiría de aquí en adelante de manos de los productores Max Rosenberg y Milton Subotsky, y que rodeados de un equipo competente lograrían crear unos clásicos del terror muy característicos, unas historias de episodios con las que Amicus se haría famosa. A pesar de que también hacían películas convencionales, sin duda el estilo de antologías fueron su marca.

La compañía logra hacer una buena película con gente relacionada de alguna forma con la otra gran compañía del momento, la más poderosa Hammer Films: Freddie Francis ya había dirigido para Hammer Films, y sin duda Christopher Lee y Peter Cushing ya son de sobras conocidos gracias a 'Drácula' (1958) o 'La maldición de Frankenstein' (1957) ambas de Terence Fisher, lo que va en beneficio de Amicus incluirlos en sus producciones.

Doctor Terror Doctor Terror

Respecto a estos episodios que nos ocupa, el primero, corto pero intenso, trata la licantropía y una antigua maldición familiar; la segunda es una extraña historia con plantas, que queda algo mediocre; la tercera tiene algo de humor satírico y tiene momentos inquietantes y algunos planos muy buenos, además de un soterrado humor inglés; en la cuarta Christopher Lee es un antipático crítico de arte que se ve acosado por la mencionada mano, y se convierte por ahora en la mejor de todas las historias vistas por el momento. La última, de vampiros, logra crear suspense e inquietud y se erige en una de las favoritas, con algún momento de susto también, aunque hay alguna falta de coherencia en lo que vemos y que digo a continuación a riesgo de fastidiarle la sorpresa a alguien, pero me parece importante: ¿un vampiro puede hacer la señal de la cruz?. Ahí queda la pregunta.

En general todas entretienen y cumplen su cometido, y es un más que buen debut de la compañía que hizo más antologías y están todas comentadas en la sección de la web. Duración aproximada: 98 minutos.


Nota (1): fue la tercera de las producciones de Amicus, anteriormente la compañía había debutado con dos comedias musicales dirigidas a un público adolescente: 'It's Trad, Dad!' (1962) de un joven Richard Lester, en su debut cinematográfico, y 'Just for Fun' (1963) de Gordon Flemyng. Este último dirigiría dos clásicos de ciencia ficción de la compañía: 'Dr. Who y los Daleks' (1965) y 'Los marcianos invaden la Tierra' (1966), ambos con Peter Cushing como el doctor Who. Queda demostrado que Max Rosenberg y Milton Subotsky acertaron de pleno cambiando la orientación de la compañía.


© Copyright 2001-2017 El castillo Vogelod - Pagina personal realizada sin ánimo de lucro - Todos los derechos reservados.