El castillo Vogelod

Cine de terror, ciencia ficción, fantasía y literatura fantástica

El día D y la encarnación de Bela Lugosi como villano.

Bela Lugosi como prisionero en Dragones negros Hoy 6 de junio se conmemora el dia D, el desembarco en Normandía de las tropas aliadas, EE.UU., Gran Bretaña, Canadá y Francia, en 1944, en su lucha contra el eje fascista encabezado por el régimen nacionalsocialista alemán de Adolf Hitler durante la Segunda Guerra Mundial y que sería el comienzo del fin del régimen nacionalsocialista y del ejército alemán.

Sirva este día para hacer un recordatorio al trabajo de Bela Lugosi, esta vez pequeño en comparación con el mencionado homenaje bélico, en los dos papeles de su carrera dando vida en las pantallas al arquetipo de villano nazi.

Hay que reconocer que estos papeles fueron muy diferentes entre sí: una comedia horror y otro bastante más cruel y sádico, quedando uno como una anécdota mientras el otro se nos mostraba bastante más arquetipo y mucho más siniestro encarnando a un enemigo del país de las barras y estrellas, pero que al final parece actuar del lado americano seguramente sin darse cuenta de ello. Ambas películas fueron de los estudios Monogram, que parece tenían más sentido de la oportunidad que los grandes estudios.

El patriotismo americano (y sobre todo húngaro, otro país sometido al yugo nacionalsocialista) de Bela Lugosi dió pues en la ficción paso a la recreación del villano germano nazi el cual comienza con 'Dragones negros' (Black Dragons) 1942 de William Nigh, donde encarna a un cirujano nazi llamado Dr. Melcher que viaja a Japón para hacerle la cirugía estética a cinco japoneses para ponerles rostro de occidentales y que vivan en EE.UU., espiando al servicio de Japón.

Dragones negros - Dr. Melcher

Pero cuando termina las operaciones, el Dr. Melcher es encarcelado para eliminarlo como posible testigo. Se escapará y se vengará. En esta ocasión Lugosi hace tres papeles: el cirujano nazi que opera a los espías japoneses y luego es traicionado y encerrado en una celda, de la cual logra escapar haciéndose pasar por su compañero de celda (también Bela Lugosi) y Monsieur Colomb, que ya es el cirujano en los EE.UU., con otro nombre y otra cara que se quiere vengar de esos espías japoneses que le traicionaron. Bestial.

Dragones negros - Monsieur Colomb

El siguiente papel de villano nazi de Bela Lugosi fue totalmente diferente, en una comedia horror 'La casa encantada' (Ghosts on the Loose) 1943 al lado de una panda de gamberros llamado los East Side Kids, los cuales le desbaratan los planes a Lugosi, llamado Emil, un espía alemán escondido en una casa vecina de la que deberían ocupar una pareja de recién casados, Rick Vallin y una joven Ava Gardner muy lejos aún de su status de super estrella.

La casa encantada

En esta comedia horror al estilo de los East Side Kids, de la mano de William Beaudine, tenemos una escena humorística clave a recordar y es cuando aparentando ser el autorretrato de un cuadro colgado en la pared asusta al pobre Ernest Morrison.

La casa encantada

La fama y el aurea siniestra de Bela Lugosi, macabra e incluso antipática obtenida por los papeles de villanos, criminal, científico loco o ser de ultratumba le hacían una figura idónea para encarnar en aquel momento a los enemigos de la paz. De forma paralela, como figura mítica de lo sobrenatural tampoco pudo librarse de los estragos de la Segunda Guerra Mundial y resucitó como vampiro en un Londres bombardeado por las bombas alemanas en 'El regreso del Vampiro' (The Return of the Vampire) 1944, donde aparecía acompañado de su sirviente hombre lobo. Este "villano" sobrenatural actúa con más diligencia y elegancia que esos villanos nacionalsocialistas y japoneses (sin olvidarnos los italianos que no dieron mucho de sí) pero eso pertenece a la historia más sobrenatural, que nos gusta más. Sin tonterías.


Creado el 6 junio, 2014.

© Copyright 2001-2017 El castillo Vogelod - Pagina personal realizada sin ánimo de lucro - Todos los derechos reservados.