El castillo Vogelod

Cine de terror, ciencia ficción, fantasía y literatura fantástica

Deseos humanos (Human Desire) 1954

Un maquinista de tren (Glenn Ford) llega de la guerra de Corea después de haber servido tres años en la guerra. Se aloja en casa de su compañero de trabajo que tiene una hija enamorada de él. Por otro lado, un trabajador del tren es despedido y le pide a su mujer que interceda por él. Movido por los celos, mata al hombre con que la mujer se entrevistó, y para ocultar su crimen le pide a su mujer que le ayude. Por casualidad Jeff, el maquinista, está en el tren esperando un compartimiento, es distraido por ella, y luego se despide.

Deseos humanos

Una vez en tierra Jeff sabe que está casada, pero comienza a verla y a enamorarse de ella. Cuando ella le pide que mate a su marido, el decide hacerlo.

Esta obra mestra del cine negro está dirigida por el vienés emigrado de Alemania Fritz Lang, en la que es una obra redonda, de principio a fin. Ligeramente basada en la novela del escritor francés Victor Hugo, que se traslada a las vías ferroviarias de la norteamérica de los años 50.

Con Glenn Ford, que junto a Gloria Grahame repitieron el año pasado en otra de Lang, Los sobornados, en esta ocasión están en dos trabajos muy diferentes aunque más intensos aún que el anterior: Glenn Ford hace un papel redondo como un veterano de la guerra de Corea que llega de nuevo a su ciudad para trabajar y que por culpa de los imprevistos, se ve en una situación que no planeó.

Deseos humanos

Gloria Grahame es la mujer en un papel en apariencia de mujer frívola que da impresiones equivocadas, como cuando vemos a su marido, de entrada un simplón Broderick Crawford que resulta ser más traumatizante de lo que aparentaba. La malsana atmósfera de traiciones y corrupciones personales se rodea de innumerables vías de trenes que cruzan el espacio como se cruzan las vidas de las personas, sin remisión de poder evitar lo que las relaciones personales les deparan. Duración aproximada: 91 minutos.


© Copyright 2001-2017 El castillo Vogelod - Pagina personal realizada sin ánimo de lucro - Todos los derechos reservados.