El castillo Vogelod

Cine de terror, ciencia ficción, fantasía y literatura fantástica

La otra cara de los Cazafantasmas

'La otra cara de los Cazafantasmas' articulo publicado en Creepy, segunda época, nº 18. Autor Alexis Calvo.

Desde hace muchos años los grandes maestros del dibujo han aportado sus ideas a películas. Moebius, Hr. Giger, Howard Chaykin, Bob Kane, Neal Adams o Frank Frazetta, dejan su talento, ya sea en carteles o diseños para cintas como Tron, Masters of The Universe, Alien, Flash Gordon, Batman, Heavy Metal, Tigra o Conan the Barbarian, pero sin duda una de las colaboraciones más desconocidas es la de Berni Wrightson para The Ghostbusters.

'Los Cazafantasmas' fue una película que intentó destruir el tópico de parodia de terror, representado hasta la fecha por muchas bufonadas más o menos afortunadas sobre Frankenstein o Drácula.

Los Cazafantasmas

Con guión original de Harold Ramis y el popular Dan Aykroyd, los Cazafantasmas trataba de dar una visión humorística de los tópicos espectrales más comunes. Fantasmas, posesiones y otras constantes del género, eran perseguidos y atrapados con métodos modernos como silos nucleares y colisionador de positrones.

En el reparto destaca la incorporación de Sigourney Weaver, la protagonista de Alien. Los roles de Cazafantasmas, fueron asumidos por los propios guionistas y también por Bill Murray y Ernie Hudson.

Fue producida y dirigida por Ivan Reitman para la Columbia Pictures y contó con los efectos visuales de John De Cuir y la música de Ray Parker Jr.

En el guión original de Dan Aykroyd y Harold Ramis, ya se incluían unas ilustraciones detalladas sobre el aspecto general de los monstruos que deberían aparecer en la pantalla. La forma que debían tomar las criaturas provocó intensas discusiones en las que se verían implicados todos los asesores artísticos, en las que se rechazaron todos los diseños del genial creador de Rank Xerox, Tanino Liberatore.

Berni Wrightson propuso un boceto para los diabólicos mastines en los que se convierten Sigourney Weaver y Rick Moranis, que tuvo que competir con la vertiente humorística que dieron John Daveikis y Robert Kline.

Este último diseñó un perro más voluminoso, ya que el papel, en un principio, iba ser otorgado al simpático John Candy. Robert Kline también creó un perro en forma de dragón peludo.

Basándose en una escultura de Kurt Conner, Thom Enriquez realizó la versión definitiva que no guardaba un gran parecido con el modelo, más bien era una versión pelada del dibujo de Wrightson, algo más salvaje y terrorífico.

Perros diseñados por Robert Kline y Berni Wrightson, uno de ellos más grueso, para John Candy Versión definitiva del perro sobre un dibujo de Thom Enriquez, hecha en látex y colocada sobre armazón Uno de los portales realizados por Wrightson en un estilo surrealista y opuesto al tono Babilónico del filme El advenimiento de Gozer en forma de esqueleto gigante por Wrightson Diseño de Berni Wrightson para un fantasma líder de los Cazafantasmas, que no se aceptó

La única criatura totalmente Wrightson es el fantasma de la bibliotecaria desarrollado en cuatro magníficos bocetos frontales a lápiz en los que Berni demuestra su gran dominio de la anatomia, ya que pasa de una agradable anciana a un horripilante monstruo de tonalidad ultravioleta. Esta escena se rodó sustituyendo a la actriz por un muñeco de látex que se deformaba de manera espantosa.

En cambio, los dibujos que realizó sobre otros fantasmas fueron rechazados por su extremo realismo; zombies de ojos vacios y esqueletos de extraños animales parecían demasiado podridos, para ser atrapados por rayos de luz. Por tanto, se optó por unas formas más luminiscentes y etéreas. Tampoco los portales que aparecen en la nevera de Dana Barrett fueron admitidos, quizás por su gran espectacularidad y dificultad de realización.

En un intento de dar un final espectacular a la película, Wrightson presentó unos fantásticos diseños sobre el dios Gozer, que en la película sería interpretado por la actriz Slavitza Jovan, que no se parece en nada al esqueleto gigante y al monstruo musculoso que propuso Wrightson, que sin duda hubieran dejado enano al gigantesco muñeco de los Marsh Mallow.

'Los Cazafantasmas' contaría con una segunda parte, 'Cazafantasmas II', en la que no intervinieron dibujantes de renombre, pero observando algunas escenas se aprecia que el toque de Berni Wrightson parece modelar algunos de los monstruos que destrozan la ciudad.

Los fans de Berni, pensarán que la tomaron con él, pero esta no fue la primera experiencia fallida del maestro de Baltimore en el mundo del celuloide. Hacía el año 74 la fiebre provocada por Star Wars le indujo a firmar un contrato para diseñar una película de espada y brujería. El proyecto se iba a llamar Traveler, pero no llegó ni siquiera a filmarse.

Wrightson creó a dos protagonistas, un hombre de rasgos élficos en el más puro estilo de Robin Hood y una especie de hombre lobo dotado con un arsenal de trucos, el villano pretendía ser como el faraón de Los Diez Mandamientos y la acción transcurría en un mundo mezcla de Edad Media y el Marte de John Carter.

La obra de Berni Wrightson, Captain Stern And The Space Pirates, se convirtió en dibujos animados para Heavy Metal, basada en los comics publicados por dicha revista, que contenía además una versión no muy aplaudida del famoso Den de Richard Corben.

En conclusión, se puede decir, que los dibujos que se suelen presentar para una película, ya sea por falta de tolerancia o porque el guión no está muy concretado, no suelen ser admitidos por productores y directores. Entretanto, los aficionados pueden conformarse buscando en las tiendas libros de cine, donde encontrarán bocetos que no llegaron nunca a filmarse e imaginar como hubieran podido ser sus películas favoritas.


Creado el 23 noviembre, 2010.

© Copyright 2001-2017 El castillo Vogelod - Pagina personal realizada sin ánimo de lucro - Todos los derechos reservados.