El castillo Vogelod

Cine de terror, ciencia ficción, fantasía y literatura fantástica

Benjamin Christensen, biografia

Benjamin Christensen Director de cine que nació el 28 de septiembre de 1879 en Viborg, Dinamarca, y murió el 2 de abril de 1959 en Copenhagen, Dinamarca. Cantante de Opera, empezó como actor en 1906. Hizo un impresionante debut como director y actor con la película de suspense 'Det Hemmelighedsfulde X' de 1914. Christensen, además de dirigirla, interpretaba al protagonista, el teniente de navío Van Hauen que era acusado injustamente de espionaje.

El debut de Christensen fue muy elogiado por la inventiva en el uso de las luces y las sombras en una historia que era, a pesar de todo, muy melodramática. Al rodarse con luz natural, Benjamin se vió obligado a usar técnicas de fotografía para llegar a su objetivo. Esta película le dió reputación mundial lo que le auguraba salir de las fronteras danesas.

En 1922, Christensen rodó en Suecia 'La brujería a través de los tiempos', película documental de episodios que narraba la historia de la brujería a través de los tiempos, donde su obsesión por el uso de efectos de luces extrañas quizás llegó a su zenit. La película mantiene su impacto incluso hoy en día. Christensen interpretó además el personaje de Satán.

'La brujería a través de los tiempos' allanó el camino para Christensen, que firmó un contrato con la compañía alemana Ufa, para realizar tres filmes. Christensen además intervino como actor en la película alemana de su compatriota Carl Theodor Dreyer, 'Mikael' en 1924, en un transfondo homosexual en el que un profesor seduce a su pupilo.

Finalmente, Christensen acudió a la llamada de Hollywood en 1925, pero su estancia allí resultó decepcionante. Häxan le había encasillado como especialista en el cine de terror, y en 1926 dirigió 'The Devil's Circus', pero la MGM no era la Ufa, y Christensen se encontró dirigiendo a Lon Chaney en un drama mediocre, 'La novela de un mujik' (Mockery) en 1927, sobre la Rusia revolucionaria donde Chaney interpretaba a un campesino; 'The Haunted House' (1928) y la no menos interesante 'Seven Footprints to Satan' (1929), prometían más de lo que mostraban.

Con la llegada del sonido, Christensen volvió a Dinamarca, donde fue recibido con los brazos abiertos, pero no volvió a dirigir una película hasta 1939 con 'Skilsmissens børn'. La película, un tratado sobre la relación de unos padres con sus modernos hijos, jugaba mucho con las luces y las sombras, y la película volvió a dar que hablar, pero ahora a los críticos les irritaron los efectos visuales, que consideraban simples trucos para lograr un efecto barato.

'Barnet' de 1940, fue el debut de la actriz Mogens Wieth que contaba la historia de un embarazo no deseado, mostrado de manera franca y realista. 'Damen med de lyse Handsker' (1942) fue su última película y un regreso al melodrama de la época del cine mudo, que fue un fracaso de proporciones catastróficas, y Christensen se convirtió de nuevo en objeto de burlas. Al parecer, este error fue suficiente para desterrar al legendario director de cine danés que se retiró amargado y se dedicó a regentar una sala de cine en Copenhage hasta su fallecimiento en la misma ciudad en 1959.


Creado el 21 diciembre, 2010.

© Copyright 2001-2017 El castillo Vogelod - Pagina personal realizada sin ánimo de lucro - Todos los derechos reservados.