El castillo Vogelod Cine de terror

Cine de terror, ciencia ficción, fantasía y literatura fantástica

Asfixia (Ghost of the Needle) 2003

Asfixia Un fotógrafo vive en un hangar y se dedica a matar a todas las mujeres que lleva allí. Tiene un mánager que intenta buscarle exposiciones aunque él se niega a hacerlas. Un día recibe el encargo de fotografiar un puente, y cuando está haciendo la foto conoce a una joven a la cual lleva a su hangar y la mata, pero no parece una víctima cualquiera porque desde ese momento tiene visiones donde parece verla viva. Mientras tanto, su mánager le presiona para que haga la exposición de una vez.

Brian Avenet-Bradley dirige y escribe esta producción de serie B sobre un asesino en serie. El bajo coste de la producción, rodada en un hangar y en la naturaleza, no implica un resultado negativo: es una buena historia, sorprende que sea una buena historia por el transfondo típico de un asesino en serie, donde parece haber poco sitio para la innovación, pero aunque con ciertos matices, tiene detalles interesantes y logrados como cuando el fotógrafo muerde una jeringuilla y se traga parte del líquido, las transiciones de claros oscuros, los cadáveres apilados o las sombras del recinto.

El reparto funciona, es un reparto competente y saben actuar: hay un tipo (Jack Harkleroad) que quiere que el fotógrafo haga una foto de un puente para poder pillar así a su mujer (Leigh Higginbotham) con su amante (Cheri Christian), que suelen pasear por allí a una hora determinada; la mujer se quiere largar con la amante, Aimee, y se preocupa porque no la ve desde hace días, y entre medio el fotógrafo, que asesinó a la muchacha, y como hace siempre con sus víctimas, las fotografía una vez muertas y pone la foto detrás de fotos de paisajes en el mismo marco, foto que está en la exposición. Y aparece un tipo grandote (Kevin Bartolomucci) haciendo preguntas extrañas.

La historia funciona muy bien porque no hay cabos sueltos en apariencia: el grandote es un tipo que está buscando a Jacob porque sospecha de él, ya que oyó que la última vez que se vió a una de las muchachas desaparecidas la habían visto hablando con un fotógrafo.

Las escenas con el fotógrafo en ese sucio hangar son de las más logradas, esa exposición de cadáveres, esa sangre, la oscuridad. Hay una cosa que no queda clara pero aún así se logra crear algo de explicación: y es cuando aparece el padre del fotógrafo y tiene la charla con su hijo en los momentos finales, y no sabemos realmente el fotógrafo en qué estado se encuentra. Suele ser ya como una moda unir la realidad con el más allá, pero aquí se hace de forma más coherente que otras y con más sentido: entendemos la pregunta de su padre referente a por qué mataba a esas mujeres, los extraños flashbacks de Jacob, que podrían ser explicables también por el golpe que se dió que podría ocasionarle alucinaciones, pero creo que no queda explicado de verdad en qué estado se encuentra Jacob ¿vivo o muerto? pero sí se puede entender como que el hangar es el infierno privado que le espera al fotógrafo por cometer sus crímenes. Ese aviso del que tiene que llegar pone en situación a cualquiera, porque avisa de un castigo, una venganza, que se consume con unas desagradables escenas de asfixia.

Teniendo en cuenta los cuatro duros que ha costado, con los que Sam Raimi o George Lucas tendría para un efecto especial, aquí se curran una historia en que tanto los actores como los escenarios, diálogos y reacciones de los personajes están muy bien, mostrando que el dinero no lo es todo.

La pelea de Laura y su marido es resuelta de forma creíble, como su rictus de dolor al no saber qué ha pasado con Aimee, la víctima que se convirtió en el talón de Aquiles de Jacob, y luego el tipo grande arrastrándose y muriéndose lentamente, el padre apareciendo de repente, borracho o no, hace que nos preguntemos ¿qué pasa aquí? hay algo más que no vemos, o la actitud de serpiente del mismo Jacob, logran crear una sobrenatural historia con una fotografía adecuada, al estilo de la buena serie B.

El mismo director hace el papel protagonista. Su siguiente película, y donde también estará Cheri Christian, sería 'Dark Remains' (2005) que no le salió muy bien y no resulta lograda y por tanto creíble, más bien es mediocre, a pesar de que la memoria puede engañar no es así, no es buena, lo que no quiere decir totalmente innecesaria, en cambio esta es más redonda, los sustos de fantasmas están más logrados, una de las fotos con el espíritu de Aimee evoca algo grande y da más repelús que todo Dark Remain, donde se saturaba las escenas con apariciones constantes de espíritus, aquí las apariciones se espacian más y además no se reduce sólo a eso, hay relaciones bien llevadas, con buenos diálogos, y situaciones tensas de crímenes, cadáveres, un aire macabro conseguido. Para terminar, tiene otro título, 'Dead Still', que puede que implique más de lo que estamos viendo.

Asfixia (Ghost of the Needle) 2003. Director: Brian Avenet-Bradley. Intérpretes: Brian Avenet-Bradley (Jacob), Cheri Christian (Aimee), Greg Thompson (Richard), Leigh Higginbotham (Laura), Kevin Bartolomucci (Tony), Frank Warlick (Father). Duración aproximada: 86 minutos.


Creado el 28 marzo, 2014.

© Copyright 2001-2017 El castillo Vogelod - Pagina personal realizada sin ánimo de lucro - Todos los derechos reservados.