El castillo Vogelod

Cine de terror, ciencia ficción, fantasía y literatura fantástica

Acquanetta, biografía

Acquanetta La actriz Acquanetta nació como Mildred Davenport el 17 de julio de 1921. Su breve carrera en Hollywood se movió en películas de serie B, algunas para recordar. Universal la lanzó con la coletilla de 'El volcán venezolano' aunque nació en EE.UU., en una ciudad del estado de Wyoming, Ozone, y no está claro si tenía sangre negra o de india nativa americana. Acquanetta decía que su madre era india Arapahoe, y que ella nació en la reserva india Arapahoe en Wyoming. Sea cierto o no, a los tres años su padre se la llevó a Norristown, Pennsylvania, a vivir con su nueva madre.

Tras la escuela, donde había actuado de forma amateur en obras de teatro e incluso escribió alguna, fue a Nueva York y se convirtió en modelo, viviendo en el Barbizon Women's Hotel. Posó para Harry Conover y conoció a John Robert Powers, que la puso en su lista de modelos. A veces ganaba 100 dólares a la semana. Llegó a trabajar como acompañante.

Fue a Hollywood e hizo una prueba de pantalla para Universal y el productor Walter Wanger la contrató cuando supo que también había hecho una para MGM el día anterior. Wanger quiso ponerla de protagonista en 'Las mil y una noches' (1942) pero el papel ya se le había dado a María Montez, así que hizo un pequeño papel como Ishya, una chica del harén del sultán. Su nombre artístico en esa época era Burnu Acquanetta, que era muy largo y lo redujo a Acquanetta.

Su siguiente trabajo fue un pequeño papel en 'Rhythm of the Islands' (1943), un musical de bajo presupuesto. Acquanetta era Luani, hija del rey caníbal, enamorada de uno de los protagonistas, Andy Devine, quien se salva de la olla. Aunque en 'Las mil y una noches' decidió acortarse el nombre, en 'Rhythm of the Islands' figuró como Burnu Acquanetta.

Seguidamente hizo su papel más conocido, el de Paula Dupree, mujer simio en la producción de terror de bajo presupuesto de Universal, 'La mujer salvaje cautiva' (1943) primera de una trilogía. Para conseguir el efecto de la mujer simio, Acquanetta pasaba entre hora y media y dos horas sentada en el sillón de maquillaje mientras que Jack P. Pierce le aplicaba caucho y barro en la cara. Encontró la experiencia agotadora y pasaba un poco de miedo porque apenas podía respirar. Según Acquanetta:

"Fue interesante trabajar sin hablar en 'La mujer salvaje cautiva'. Era más difícil, un reto. Pero ya sabes, leí un artículo una vez que decía que no era una actriz en absoluto, y que, de hecho, ni siquiera podía hablar. Ellos no entendieron que esto fue deliberado, y que yo tenía que sobresalir más porque tenía que hacerlo con mi lenguaje corporal, los ojos, la cara. ¡Cada movimiento tenía que significar algo!."

Acquanetta hablaba muy bien del director, Edward Dmytryk, con el que llegó a salir un par de veces y que era su director favorito, que tenía gran talento. Se sentaba con él y hablaban durante horas.

La siguiente película de Acquanetta hubiera sido 'The Mummy's Ghost' (1944) que formaba parte de la serie de la momia Kharis de Universal, con Lon Chaney Jr. como la momia Kharis. El guión era de Henry Sucher y Griffin Jay, el mismo equipo que había escrito el de 'La mujer salvaje cautiva', con Brenda Weisberg. Acquanetta iba a ser la princesa Ananka, el amor perdido de Kharis, ahora reencarnada en Acquanetta. El primer día de rodaje (23 de agosto de 1943) se produjo un accidente: en una escena donde caminaba por un sendero, Acquanetta tropezó y se dió en la cabeza con unas rocas, y fue llevada al Hospital más cercano, el Cedars Of Lebanon. Sufrió una ligera conmoción cerebral, por lo que el productor Ben Pivar no quiso correr riesgos y su papel se lo dió a Ramsay Ames.

Acquanetta en Dead Man'n Eyes

En la siguiente, 'Dead Man's Eyes' (1944), fue Tanya, la modelo del pintor David Stuart interpretado por Lon Chaney Jr., y que formaba parte de la serie 'Inner Sanctum', seis películas de misterio que Universal hizo con Lon Chaney Jr. Tras ella, las buenas críticas recibidas por 'La mujer salvaja cautiva' anima a los estudios Universal a hacer una segunda parte, 'Jungle Woman' (1944), de nuevo con Acquanetta como Paula Dupree, la mujer simio.

Acquanetta, que tenía tendencia a hablar bien de todo el mundo, elogiaba a Reginald Le Borg, al que ya conocía por 'The Mummy's Ghost'. Era otro de sus directores favoritos. Le Borg afirmó que había sido asignado para hacer ese trabajo y que lo hizo lo mejor que pudo. Le Borg pudo haber sido uno de sus directores favoritos pero para el director Acquanetta no era una de sus actrices favoritas:

"Era una chica de aspecto agradable, pero tenía una voz chillona y aguda. Una María Montez de clase baja. Como con Ramsay Ames, se desarrolló después de unas cuantas películas, pero desafortunadamente..."

A continuación se fue a México, a instancias del presidente Roosevelt, como una de los emisarios de Hollywood. Durante el viaje hizo contactos importantes con productores que querían que fuera a México para hacer películas. No hablaba español pero los mexicanos le dijeron que le pondrían tutores. Acquanetta estaba fascinada por México y quería terminar su contrato con Universal, pero Universal no se lo permitó. Querían mantener la serie de 'La mujer salvaje cautiva', le extendieron el contrato y le ofrecieron más dinero. De alguna forma se las ingenió para salir de su contrato. Universal no se lo perdonó nunca. En la tercera de la serie, 'The Jungle Captive', (1945) Vicky Lane fue la mujer simio y la carrera de Acquanetta ya no fue la misma.

Acquanetta

A pesar de lo ocurrido, Acquanetta nunca volvió a México y en cambio firmó con Monogram:

"En Monogram yo tenía la aprobación de todos los guiones porque no estaba contenta con las películas que hice con Universal. ¡Y los desaprobé todos y cada uno de ellos! Los guiones que ellos me dieron eran la mayoría cosas de cowboys. Si las hubiera hecho probablemente me hubiera convertido en ¡una estrella del western!."

Viendo la dificultad de tratar con Acquanetta, Monogram simplemente dejó que el contrato caducara.

Tras dos años de ausencia de las pantallas, Acquanetta firma con RKO para rodar una película de Tarzán con Johnny Weismuller, 'Tarzán y la mujer leopardo' (1946) donde es Lea, una sacerdotisa de un culto adorador del leopardo que tienen aterrorizada a la selva. El bikini de leopardo de Acquanetta dominó los carteles de esta entrega de Tarzán. En 1948 Johnny Weissmuller, que había estado haciendo películas de Tarzán durante dieciséis años, estaba a punto de comenzar la serie 'Jungle Jim' para Columbia. Weissmuller quería a Acquanetta, pero ella se negó porque iba a rodar otra en alguna parte.

En 1951 apareció en personajes irrelevantes en 'Lost Continent' ciencia ficción de Sam Newfield y en la de aventuras 'The Sword of Monte Cristo' de Maurice Geraghty. Su carrera ya casi había acabado y tras una o dos más se retiró del cine. Afirmó:

"Soy una buena actriz, sé que soy una buena actriz, pero siento que nunca he alcanzado mi potencial o no he tenido las oportunidades adecuadas."

Decía también que los directores y productores:

"siempre estaban tratando de poner a las chicas jóvenes en situaciones amorosas. Eso nunca sucedió conmigo. Es por eso que nunca he hecho ninguno de estos grandes espectáculos en Technicolor".

Y añadía:

"Yo mantuve mi amor propio. Lo tuve entonces, y lo tengo ahora."

Se casó tres veces. En algún momento de la década de 1940 se casó con el multimillonario mexicano Luciano Baschuk y se divorció de él en 1950. De acuerdo a un artículo de Jet del 10 enero de 1952, Acquanetta presentó una demanda millonaria de divorcio pero perdió el juicio cuando el tribunal no pudo encontrar ningún registro de un matrimonio. Baschuk negó que hubiera habido alguna vez matrimonio, pero en Virgina insistía que se casaron en México (cinco años antes). Tuvieron un hijo, Sergio, que murió en 1952 a los cinco años.

Tarzán y la mujer leopardo

En abril de 1951 Acquanetta se casó con el pintor e ilustrador Henry Clive, en Juárez, México, ella con 29 años y él con 71. Acquanetta era la sexta esposa del pintor. El matrimonio duró poco, pues la pareja se divorció en 1952. Una de las pinturas muestra a Acquanetta con traje indio Cheyenne con largas trenzas. En 1953 se convirtió en locutora de radio, trabajando cuatro horas diarias para la emisora de radio KPOL, de Los Angeles. Según Jet presentaba la música popular, los resultados de béisbol, de carreras y las últimas noticias.

Conoció a su tercer marido Jack Ross, que trabajaba en un concesionario de automóviles, Lincoln-Mercury, de Culver City, y se casaron. Tuvieron un hijo, Lance, en California y se mudaron a Arizona, y compraron el concesionario del Lincoln-Mercury en Mesa, Arizona. Pronto, Acquanetta estaba apareciendo en los anuncios comerciales para la empresa de su marido, y comenzó a presentar un espectáculo llamado Acqua's Corner (El rincón de Acqua), en un programa de la televisón local, trabajo que realizó a lo largo de la década de 1960, unos diez años en los que estuvo de nuevo en el candelero, aunque fuera local. Eran cinco días a la semana durante una hora y media y presentaba películas:

"¡Cada 15 minutos tenía cinco para entrar y hablar!. Así que en lugar de hacer anuncios, comenzé a hablar sobre eventos de la comunidad y entrevistar a la gente. Mis anuncios se hicieron totalmente diferentes a cualquier cosa que nadie hubiera hecho antes. Querría decir también que ¡También vendemos automóviles!."

Ella y su marido eran prominentes filántropos de la zona. Tuvieron cuatro hijos y se divorciaron en 1980.

En 1974 publicó un libro de poesía The Audible Silence, ilustrado por Emilie Touraine. En 1990 apareció por última vez en el cine en 'The Legend of Grizzly Adams'. Siguió viviendo en el área de Phoenix y se la conocía localmente como 'La mujer leopardo'. No fumaba, no bebía alcohol, café o té. Murió de Alzheimer el 16 de agosto de 2004 a los 83 años de edad.


Para esta biografía de Acquanetta se ha utilizado la publicada por la web 'Jungle Frolics' en esta dirección: http://junglefrolics.blogspot.com.es/2009/10/acquanetta.html


Creado el 18 abril, 2013.

© Copyright 2001-2017 El castillo Vogelod - Pagina personal realizada sin ánimo de lucro - Todos los derechos reservados.